Les das la mano y te toman el pie

Hace unos días una maestra de educación primaria con algunos años de servicio profesional aconsejaba a una principiante, refiriéndose al grupo de niños: “No les des muchas confiancitas, éstos son así, les das la mano y te toman el pie”. Ante esto bien valdría la pena reflexionar.

Entonces ¿ se trata de poner una línea entre maestro y alumnos?, ¿se trata  de no intimar con ellos? ¿los niños no son merecedores de nuestra confianza?  Si esto es así, estamos privando al hecho educativo de lo más rico del proceso que es la relación humana.  No podemos aprender con alguien que no nos tiene confianza. Por supuesto que los niños cometen acciones que de pronto nos molestan o que de repente nos hacen preguntas en público que consideramos no adecuadas, sin embargo, hay que recordar que todo es aprendizaje y que a comportarse y a encontrar el momento y la persona adecuada para preguntar algo también se aprende.

Una maestra  comentaba que cuando llegó a trabajar a una comunidad rural, en uno de sus primeros días, un niño se paró y le dijo “maestra me da permiso, voy a cagar”. ¿Qué va a hacer la maestra? ¿evitar relacionarse con esos niños porque son groseros?.  Claro que no, lo que hizo la profesora fue decirle en ese momento “Vé al baño”. Cuando regresó el alumno en cuestión, explicó a todo el grupo que no era adecuado decir lo que van a ir a hacer al baño, que bastaba con que dijeran que iban al baño. Un niño explicó que en casa su papá así decía. La maestra comentó que tal vez así decían pero que no eran correcto, que probablemente su papá no sabía como había que decir y que era una buena oportunidad para que ellos les enseñaran a sus papás.

No podemos negarnos la oportunidad de tenerles confianza a los niños, hay que formarlos también en sus actitudes, creo que nos toca. ¿no?

Gracias por sus comentarios

José Luis Vidal Pulido

Anuncios

86 comentarios

  1. Liz said,

    abril 28, 2008 a 3:08 pm

    Que interesante reflexión la cual me lleva a pensar en la importancia de generar en nuestros alumnos esa confianza que permita no solo el que ellos expresen sus sentimiento o formas de pensar, incluso de hablar, considero que cada una de estas situaciones nos permite como educadores formar en ellos nuevos aprendizajes de una manera informal, lejos del rigor que el alumno pueda sentir al estar en el aula de clases.
    y si bien es cierto la frase LE DAS LA MANO Y SE TOMAN EL PIE haciendo alusion al comentario del primer párrafo creo que se puede aplicar tanto para el alumno como para el educador, ya que en ocaciones el alumno habre su confianza al docente y éste abusa de esa confianza, a lo que el alumno tambien puede decir no le des tantas confiancitas al maestro. Finalmente lo importante es reflexionar para mejorar nuestro desempeño como educadores.

  2. Angélica Leovigildo M. said,

    mayo 2, 2008 a 3:17 am

    Pues considero que hay que brindarle confianza al niño; pero siempre poner un limite. Lo difícil es verlo, decirlo y hacerlo. ¿Hasta que punto es necesario un “hasta aquí”? … ¿Hasta que punto el niño dejara de creer que estamos bromeando? … Hacer lo que decimos me parece una buena forma de empezar, ser serios y si el exceso de confianza es con un niño hablar con el y si es con el grupo hablar con ellos de forma seria y empezar de nuevo.

    Tal vez soy muy inexperta para dar recomendaciones, tal vez me toque algo así y me sienta limitada,pero creo que los niños nos estudian y conocen nuestras reacciones, así que si ellos se confían demasiado de nosotros es por que creen que no haremos nada al respecto, pero el establecer un limite no debe ser excusa para perder la confianza… Tampoco hay que “hacernos las victimas” con ellos.

    Bueno el mundo de los niños esta lleno de retos, la forma en que las superemos será distinta de acuerdo a nuestra forma de ser y de actuar, depende de nosotros =)

  3. Dante Enrique said,

    mayo 2, 2008 a 6:34 pm

    Es interesante este apunte, ya que nos hace ver que el maestro tiene que abririle y brindarle una confianza, coincido con el texto cuando dice que para poder aprender necesitas tener confianza. y es ahi cuando el maestro necesita tener la confiaza de sus alumnos para poder tener una mejor relacion de enseñanza con ellos.
    siento que hay niños que buscan confianza dentro del maestro, ya que en su casa no la tienen, sea por desintegracion u otros facotres. asi que el maestro no debe decir que no le des la mano, por que no se que cosa, sino que el maestro se debe ganar la confianza, y con esa confianza poder decir al niño en que momento y en que no se pueden hacer las cosas. El maestro debe ser para ellos alguien que sepa escuharlos, pero de igual forma que ellos sepan darle el papel de maestro. Creo que es ahi, el punto donde debemos trabajar.

  4. Magdalena Mendiola Sánchez said,

    mayo 3, 2008 a 5:32 pm

    Creo que eso de que “si les das la mano y te toman el pie”, no es correctamente aplicado en todos los casos, al fin y al cabo son niños y talvez no lo hacen con malicia o algún oscuro y malévolo plan.
    Menciono esto porque en una ocasión que estaba en 5º grado, nuestro maestro titular tuvo que ausentarse unos cuantos días, era viernes y nos dijo que mandaría a otro maestro para que trabajáramos y no nos atrasáramos. El lunes llego el maestro (practicante del CREN), se presento, trabajamos, hizo lo normal, jugo con nosotros en el recreo, fue en ese momento que “nos dio la mano y le tomamos el pie” (jeje), ya era hora de entrar a clase, pero le dijimos que ese día (lunes) nos tocaba Educación Física, siendo que teníamos hasta el viernes, así que nos quedamos afuera jugando con el maestro hasta que fue hora de la salida.
    Al siguiente día fue otro maestro (también del CREN) al cual también le dijimos que nos tocaba educación física y nos saco a jugar. (Jeje)
    Nuestra intención no era mala solo que como niños lo que queremos hacer es jugar y buscamos cualquier momento para hacerlo. Aunque el maestro pudo haberse negado a jugar argumentando que el maestro titular no le dijo nada de Educación física, aplicaría el “alumno llega hasta donde el maestro quiere”. (Jeje).

    En el grupo de practica, se dieron indicios de este tema, algunos de los niños al no recibir explicación alguna de su maestra se acercaban a preguntarme que era lo que tenían que hacer, yo les trataba de explicar lo mejor posible sin decirles la respuesta u operación que tenían que utilizar para resolver el problema, tratando de que ellos por si solos se dieran cuenta de cómo debían resolverlo, algunos lograban entender, otros me pedían que les dijera la respuesta o que les dijera paso por paso lo que iban a hacer, como no lo hice, se molestaban y se iban a su lugar y no hacían nada, aunque esto tal vez no sea del todo su culpa ya que no reciben explicación del tema por parte de la maestra y se sienten frustrados al no saber como realizar las actividades.

    Creo que es necesario definir bien los rolles de cada uno, esto no significa que el maestro no pueda relacionarse con el alumno mas allá de la estricta relación maestro-alumno, puede ser su amigo, pero para que no suceda que el alumno toma el pie si le dan la mano, creo que se deben establecer muy bien los momentos de trabajo, de juego o “relajo”, ambos con confianza y respeto, se necesita mucha comunicación.
    Pienso que el maestro debe ser “un hermano mayor para los niños”, porque no puede ser como sus padres porque los niños lo verían como un gran signo de autoridad, tampoco como un amigo en toda la extensión porque se perdería la autoridad, en ambos casos el proceso enseñanza-aprendizaje no se desarrollaría de una manera efectiva. Los hermanos mayores, son admirados, respetados, queridos, confidentes para los niños, además les hacen caso, se reflejan en ellos, solo que con algo de autoridad pero saben que no los castigaran, en pocas palabras son modelos de los niños que quisieran seguir.
    El maestro debe ser así establecer esa confianza pero sin faltar al respeto, es una tarea difícil para cualquiera pero tenemos que intentarlo compañeros, la guerra aun no esta perdida!!! 

  5. Pamela said,

    mayo 3, 2008 a 5:33 pm

    Con respecto a este articulo considero que todos tenemos diferentes ritmos de aprendizaje, no hablamos correctamente desde nuestra primera palabras sono conforme vamos creciendo aprendemos a expresarnos correctamente, esto nos ha pasado a todos, o bueno al menos a mi si, cuantas veces no se nos ha salido decir algo que para nosotros no es malo, pero que vemos que la reaccion de los demas es de asombro porque se nos consideran groseros o mal educados, pero esto no deberia ser asi, las personas mayores deben comprender que los niños pequeños dicen las cosas sin ver la magnitud de sus palabras.
    En la semana de practica que tuve me sucedio algo similar en el salón que me tocó hay solo 7 niños, pero la maestra tiene dificultades para controlarlos, en una platica que tuve con ella me comentaba como eran los niños en su comportamiento, en especial me habló de uno llamado Miguel, el ya es un niño de 10 años, me dijo que tuviera cuidado porque el solo trata de llevarse bien con uno y despues se aprovecha de eso, que es mal educado y siempre genera conflictos a los demas alumnos, asi que me recomendaba no le diera demasiada confianza y evitara problemas.
    En ese momento lo tome como consejo me senti incómoda porque no pienso que la maestra deba hablar asi de un niño, tal vez no lo conozca bien o no ha tratado de ver porque su mal comportamiento.
    Para mi en lo personal es importante y necesario que entre maestro y alumno exista un ambiente de confianza ya que de esta forma se trabaja mejor y se conoce a los alumnos ya que ellos pueden mostrar sus inquietudes, pero que todo esto se debe dar en un ambiente de respeto.

  6. ARACELI MENDOZA HERNANDEZ said,

    mayo 3, 2008 a 9:00 pm

    COMENTARIO: LES DAS LA MANO Y TE TOMAN EL PIE

    Pienso yo que como dice el texto no podríamos negar la oportunidad de tener la confianza, por que afectaría en el aprendizaje del niño.
    Basándome en las teorías de Vygotsky el cual nos dice que es vital importancia la interacción social para el buen aprendizaje. Además que contribuyen al desarrollo social del alumno porque ciertamente no esta en la escuela sólo aprender contenidos, sino también valores sociales mediante la difusión y el intercambio de opiniones.

    No podemos tener una línea en donde yo soy el maestro y tú solo el alumno. El maestro debe de propiciar un ambiente de confianza para que el alumno se pueda desenvolver y ala vez tenga la confianza por preguntar en dado caso si no entendió.

    Por ejemplo en la jornada de observación docente el maestro a cargo del grupo me comentó sobre que unos niños no participaban y que eran tímidos. En un día que me dejo el grupo trate de ser un ambiente en donde todos participen y que no tuvieran miedo si fallan en su opinión y que nadie tenía que burlarse de sus compañeros. Y al término de ese día me quede muy sorprendida porque todos participaron porque puede lograr que los niños que no hablaban lo hicieran.

    Por eso es favorable crear un ambiente de confianza donde los niños tengan la oportunidad de emitir sus ideas y que nosotros como maestros guiarlos si están incorrectos de una manera apropiada. Y así el desarrollo de su aprendizaje será óptimo.

  7. César Gil said,

    mayo 3, 2008 a 9:20 pm

    Creo que la opinión de la profesional es muy respetable, pero juzgo todo lo contrario respecto al tema de la confianza, porque considero que ésta es indispensable para generar un ambiente propicio para el trabajo de grupo y con ello facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje, además que no sólo los niños aprenden lo que nosotros le impartimos también de la manera en que nos comportamos, vivimos, somos… y si cortamos esta comunicación limitaremos estos saberes. Así como en el hogar el papel de los padres es fundamental en la formación de los menores, en la escuela el maestro debe cumplir con esta función.
    Al tener mayor confianza con los niños también podremos conocerlos mejor, y ayudarlos en los problemas que se les presente y si se quiere evitar que te tomen el pie se pueden crear algunas normas que rijan estas relación, al igual las relaciones alumno – alumno. También puedo agregar que además crear un ambiente de confianza debemos fomentar el cariño que en muchas ocasiones los alumnos no reciben en su hogar.
    Esta lectura me hizo recordar una anécdota que me contó una maestra de tercer año, en su grupo había un niño que al principio de año era muy flojo e inquieto pero con el paso del ciclo ella fue ganando su confianza, lo que le permitió tener un mayor diálogo con el menor, en él le hacía ver sus errores, haciéndolo cambiar progresivamente, pero al llegar al cuarto año la situación se tornó distinta, no existía la misma interacción entre alumnos- maestro y el niño volvió a la misma actitud, pero ahora la nueva maestra no lo toleró ni habló con él y mejor pidió a sus padres que lo retiraran de la institución.
    Por estos y muchos más motivos creo que la confianza es necesaria en el grupo.

  8. NINFA JANETH HERNANDEZ HERNANDEZ said,

    mayo 4, 2008 a 12:36 am

    BUENO, CONSIDERO QUE LA CONFIANZA EN EL AMBIENTE ESCOLAR ES PRIMORDIAL PARA CONOCER AL ALUMNO, EN TODOS LOS SENTIDOS Y PODER ENTENDERLO, PERO A LA PAR DE ESA CONFIANZA CONASIDERO INDISPENSABLE EL FOMENTO DE LOS VALORES Y LO QUE ESTA BIEN Y NO, ASÍ COMO TAMBIEN, ESTAR AL PENDIENTE DE LA FORMA EN QUE SE EXPRESA Y ACTUA, PARA CORREGIRLO DE ALGUNA MANERA, SIN QUE SE VEA OFENDIDO, HACIENDOLO EN QUE NO ES CORRECTO, ASÍ SE CREARÁ EN EL NIÑO UNA CONCIENCIA DE SUS ACTOS.

    POR EJEMPLO: CUANDO FUÍ A LA PRACTICA UNA NIÑA QUE CASI NO HABLABA, COMENCE A LLEVARME BIEN CON ELLA Y POCO A POCO COMENZÓ A HABLAR MÁS, PERO EN UN MOMENTO CUANDO YO TRAIA UN LIBRO DE CUENTOS E IBAMOS A REALIZAR OTRA ACTIVIDAD ME LO ARREBATÓ, ENTONCES SE LO QUITE Y LE EXPLIQUE QUE ESO NO ESTÁBA BIEN Y ELLA ENTENDIÓ.

  9. Eder Omar De La Cruz De La Cruz said,

    mayo 4, 2008 a 12:40 am

    Al estar leyendo lo de la lectura les das la mano y te toman el pie pienso que como dice en este texto si debe de existir una buena relación entre maestro- alumnos porque presentándose esto existirá un mejor aprendizaje además al existir esto nosotros nos podemos dar cuenta de algunas cosas que estén pasando los alumnos y asimismo nosotros podemos ayudarles, es por eso creo que debe existir una buena confianza.
    Estando en la escuela primaria, durante la semana de práctica yo les mostré una actitud de confianza y los niños cuando observaron esto, se empezaron a relacionar mas conmigo, con forme pasaba el tiempo había mas confianza pues platicábamos, jugábamos, trabajábamos, me abrazaban, y hubo un día que una niña me dijo que quería que yo fuera su papá entonces yo me pregunte ¿Por qué? y entonces me acerque a ella en un momento oportuno y le pregunte ¿con quien vives? Ella me dijo con mamá, papá y un hermanito que acaba de nacer y entonces le pregunte ¿quieres que sea tu papá? Ella dijo que si, yo le dije ¿Por qué? ella contesto porque mi papá siempre esta con mi hermanito entonces yo llegue a conclusión que ella sentía que no le ponían atención y sentía falta de cariño porque le ponían mas cuidado al niño recién nacido a lo que quiero llegar es que entre ella y yo existe una confianza y eso es muy bueno porque me comento lo que le pasaba y al saber algunos problemas presentes en ellos nosotros podemos ver que hacer para solucionar esto. Por otra también al trabajar con ellos me pude dar cuenta que la buena relación que exista entre maestro-alumno va a influir mucho en el desempeño en los diferentes trabajos, en las actividades que puse los niños si trabajaron bien y pienso que si no hubiera existido una buena relación ellos tal vez no hubieran querido trabajar.

  10. SOFIA GALINDO REYES said,

    mayo 4, 2008 a 2:07 pm

    En el texto menciona, les das la mano y te toman el pie, de hecho esta frase es sacada de un refrán, me acuerdo, porque lo decía mucho un maestro en cuando yo iba a la primaria, pero este era les das la mano y de agarran la pata, no es que esta palabra se oiga, vulgar pero es una frase que se ha dicho desde hace tiempo, bueno , no creo que esto aplique a los niños, ya que estas diciendo que les da la mano, la confianza y se pasan de esta, no lo creo, los niños dicen y hacen demasiadas cosas por naturaleza, y no por que ellos quieran hacerlo de mala intención, son comportamientos que los niños tienen, nosotros no debemos tenerle miedo a este tipo de situaciones, al contrario hay que saber aprovechar hasta lo máximo todo lo que el niño aporte, no importa cómo o en qué manera lo haga, hay que saber aprovecharlo ,hay que darles confianza y que ellos nos tengan confianza, debemos ser amigos de ellos, para poder saber que sienten, que les afecta, para poder saber cómo ayudarlos y saber del por qué tiene un rendimiento bueno o malo así que.
    “No únicamente se debe uno interesar en llenarle la cabeza de conocimientos, si no identificar los problemas físicos-emocionales que presentan, ser amigo de él y brindarle tu apoyo y confianza”.

  11. Virginia Jable Figueroa said,

    mayo 4, 2008 a 6:12 pm

    Con lo que he visto en las practicas realizadas a las escuelas primarias, me queda muy claro que los niños tienen un mejor desempeño escolar si se sienten a gusto en la clase, si se les brinda la confianza y libertad de expresar sus ideas, que cuando el profesor es autoritario, regañón o exigente puesto que estas actitudes intimidan a los estudiantes y no tienen un buen desempeño escolar porque no se expresan deliberadamente con sus compañeros ni con el profesor por medio de recibir un castigo. Considero que si les brinda confianza y se crea un ambiente agradable dentro del aula tanto maestro como alumno lograran sus objetivos porque ambas partes aprenderán; el docente al transmitir los conocimientos de una manera mas amena y el alumno al sentirse participe en la formación de dicho conocimiento lograra entenderlo y recordarlo tal vez con mas facilidad. Pero no hay que olvidar que el maestro debe ir formando en los educandos las actitudes y valores que ambas partes deben de llevar acabo dentro y fura del salón, se llevara en practica un proceso reciproco parque ambas partes contribuyen para que se de un buen conocimiento.
    Y en cuanto a la frase “le das la mano y se toman el pie”, en la escuela donde practique la maestra del grupo me dijo algo similar cuando estaba revisando el trabajo de los niños, solo con otras palabras: “maestra Virginia con ellos tienes que ser muy enérgica , porque les das tantita confianza y abusan de ella, así hacen cuando viene un maestro de fuera, todo quieren que les hagan ……”, ante esta situación la verdad no supe que hacer solo mire a la profesora sin decir nada, los niños rápidamente se sentaron , se quedaron callados y cuando me hablaban lo hacían de una forma disimilada con señas o con un tono suave de voz, es por esta razón que digo que los niños cuando se les regaña no tienen el mismo rendimiento que si les da la libertad de opinar, comparar sus respuestas con sus compañeros o ayudarse entre ellos, situaciones que muchos maestros con experiencia o años de docencia no llevan acabo y creen que haciendo notar o marcar un línea alumno /profesor es la mejor manera de enseñarles, entonces como pretendemos enseñarles si no nos damos la oportunidad de conocer sus necesidades, estilos y ritmos de aprendizaje, problemas, deficiencias entre otros aspectos y que ellos conozcan nuestra forma de trabajo y nuestros limites que tenemos dentro del aula que estamos dispuestos hacer y que no en cuanto a lo académico

  12. Delia Esther Fernando Santiago said,

    mayo 4, 2008 a 6:45 pm

    Efectivamente dentro de un salón de clases fuera o dentro de ella debe existir una confianza entre el maestro alumno y viceversa, ya que esto favorece al aprendizaje, en donde exista un ambiente agradable para el alumno es indispensable para que sucedan grandes cosas, es la confianza la que permite adentrarnos a conocer a los alumnos no solo dentro del salón de clases incluso en su vida misma, saber algunas características para ayudarlos a mejorar, si es que algo influye en su aprendizaje, cuando yo iba a la primaria ubicada en esta ciudad de
    Tuxpan, Veracruz recuerdo a todos mis maestros pero sobre todo al de sexto grado de primaria era el típico maestro que sonriente, alegre, se llevaba bien con todos los niños de la escuela, de diferentes grados, le gustaba bromear, jugar, platicar etc. Y los niños por su parte le tenían una gran estimación, aprecio, admiración y sobre todo confianza, es para mi uno de los mejores maestro que e tenido, lo mejor de mi maestro Rolando García Cárdenas es que ayudaba a los niños si es que lo necesitaban muchas veces con palabras de aliento para seguir adelante y continuar con nuestras vidas, todo esto favorecía a que durante las clases de igual formas no se tornaran aburridas porque ya conocíamos al maestro y esto favorecía al aprendizaje de todos nosotros, es un claro ejemplo de cómo la confianza debe existir sin restricciones.

  13. azucena Borbolla Pérez said,

    mayo 4, 2008 a 6:48 pm

    Para mi la confianza radica desde el momento que el niño le permite al maestro que lo ayude, lo escuche y expresa todo lo que siente, sus inquietudes e intereses, se siente seguro que el maestro lo ayudará, pero también considero que si uno tiene esa confianza entonces se le puede decir con toda seguridad al niño en que momento es precioso o en que situaciones es el adecuado para otras actividades. Nosotros debemos decir en que momento es el indicado para jugar, trabajar y platicar, por que tampoco debemos ser muy estrictos, por que los niños se cohíben y no tienen la confianza de hablar abiertamente, por miedo de que lo regañen o le llamen la atención. La confianza que se tenga en el grupo permitirá que el aprendizaje de los niños sea más fácil, que se sienten a gustos de hablar ante el grupo con la confianza que los demás lo escucharán, el comportamiento que tengamos hacia ellos nos permitirá, moldearlos e incursionarlos a la enseñanza de modo que se sientan comprendidos y que vean en el maestro un amigo en el que pueden confiar y guiarlos en su aprendizaje del proceso de desarrollo cognitivo, social y emocional.

  14. Isaías Hernandez said,

    mayo 4, 2008 a 7:06 pm

    Hola a todos. A mi sentir, los niños son demasiado inteligentes y a veces los maestros los subestiman, en muchas ocasiones los maeatros mejor adoptan la postura de autoritarismo y evitarse los conflictos que habrían como consecuencia al brindarles confianza, claro ejemplo el mensionado en la lectura “Les das la mano y te toman el pie”.

    Yo preferiría decir: “Les das la mano y te brindarán su corazón”

    Coincido con mis compañeros en la enseñanza de los valores, pero antes me gustaría platicarles que, el charlar o conversar con los niños ayuda mucho, ellos entiende y muchos de sus actos los hacen por imitación pero sin saber si estan correctos o no. Durante esa conversación que les recomiendo, que sea algo amena, pidiendoles su opiniones y hacerce sentir uno de ellos para así entenderlos mejor, aprendemos todos.

  15. JazsielOtero Hernández said,

    mayo 4, 2008 a 8:11 pm

    Un saludo con mucho cariño y afecto para mis compañeros y para usted profesor José Luis Vidal.

    Definitivamente la confianza es indispensable, en cualquier relación, sin ser exenta la que establece en maestro con el alumno. Más que solo el papel que desempeñan en la escuela hay mucho más. El proceso de enseñanza que enfrenta el maestro tiene una base sólida si existe una confianza muy estrecha con el alumno, ¿Cómo le hablarías a una persona que no conoces o no le tienes confianza? No solo el maestro, también el alumno puede tener el valor de hablar con el maestro, ¿Cómo le preguntarías algo para resolver una duda a persona que no le tienes confianza? El niño no puede desenvolverse en un contexto en que no hay una comunicación y rapport.

  16. Jose Eduardo Guerra Sanchez said,

    mayo 4, 2008 a 9:27 pm

    Referente al articulo “le das la mano y te toman el pie” nos hace ver que el maestro tiene que abririle y brindarle una confianza plena a los alumnos ,pienso es vital la importancia el generar en los alumnos la confianza que permita no solo que ellos expresen sus sentimiento o formas de pensar y hablar, considero que ésta es indispensable para generar un ambiente propicio primordial para conocer al alumno , ayudarlos en los problemas que se les presente, para poder saber que sienten, que les afecta, para poder saber cómo ayudarlos, en todos los sentidos y poder entenderlo,para trabajar mejor con el grupo y con ello llevar acavo una mejor enseñanza y por consiguiente un optimo aprendizaje, además que los niños no solo aprenderán que somos solo una persona que les imparte clases,si no el ser que somos en todos los aspectos. No únicamente debemos interesarnos en que los niños adquieran conocimientos, si no identificar los problemas que los agobian, ser amigo de él y brindarle tu apoyo y confianza”
    Creo que es necesario definir bien los puestos que ocupa tanto el maestro como el alumno, esto no quiere decir que el maestro no pueda unir vinculos con los alumnos dentro de la relación maestro-alumno, deben establecer muy bien los momentos de trabajo, de juego o “relajo”, ambos confianza y valores ,deben ir de la mano se debe dar a conocer a los alumnos que es bueno y lo malo, así se establecerá en los escolares una conciencia de sus acciones,con confianza y respeto, el maestro debe establecer esa confianza pero sin faltar al respeto.

  17. Luis Alberto Chi Herrera said,

    mayo 4, 2008 a 10:14 pm

    Sin duda creo que es imprescindible el toque de confianza para llevar a cabo la enseñanza efectiva, yo diría que es el plus o toque especial que hace sentir único al alumno y a su vez ase que su rendimiento sea mayor, pues sabrá que esperamos mas de el y no en un campo estricto o de exigencia sino de superación pues entenderá de que es capaz de lograr lo que se proponga.
    Buscando en el pasado recuerdo con mucho cariño a mi maestro de 5° Profr. René Rudecino Pardo en su momento quizá no lo entendí pero ahora que analizamos parte de lo que conlleva un proceso de enseñanza-aprendizaje y mas específicamente este punto, recuerdo que mi maestro procuró en su momento desarrollar mis competencias, aun mantengo presente la imagen cuando me acompaño a la papelería y me compro una libreta, un borrador y un lápiz de putillas, me obsequio un libro con algunas técnicas de dibujo y estuvo al pendiente de mis avances durante el resto del ciclo. Entable una buena amistad maestro-alumno, ya estando en el CREN me pidieron describiéramos que clase de maestros queríamos ser y atando cabos fue precisamente al maestro René a quien describí, hace ya mas de 8 años que curse el 5° y aun tengo muy presentes detalles de lo que aprendí, lo que me hace pensar que el acercamiento que como maestros tengamos para con nuestros alumnos es crucial para el aprendizaje y sobre todo para la disposición que pueda tener el alumno.

    Si bien es cierto que el acercamiento es muy importante para el aprendizaje, es necesario tener en cuenta que hay ocasiones en donde se requiere un trato un poco más estricto en cuanto a ciertos alumnos, una maestra de Gutiérrez Zamora me comento: “hace algunos años tuve a una alumna la cual mal interpreto las atenciones que le brindaba al grupo, su confianza se convirtió en muchas faltas de respeto y llego el punto en el que este mismo se perdió y me hablaba de tú…”, en este sentido debemos encontrar la manera de ser atentos en la educación de nuestros alumnos, estar al pendiente de ellos, pero siempre establecer un clima de respeto entre ambas partes pues la confianza no se pierde cuando se corrige sino que se reafirma por que mostramos que nos interesa tanto el como individuo, como por lo que esta aprendiendo.

  18. Mary Flor Herrera del Angel said,

    mayo 4, 2008 a 10:29 pm

    LES DAS LA MANO Y TE TOMAN EL PIE

    ES MUY CIERTO QUE MUCHOS MAESTROS PIENSAN ASÍ Y NOSOTROS COMO PRACTICANTES TAMBIÉN PENSAMOS ASÍ, YA QUE LE TENEMOS MIEDO AL TENER UNA RELACIÓN MAS ESTRECHA CON EL NIÑO, PERO TIENE RAZÓN YA QUE SI NOSOTROS NO LE TENEMOS CONFIANZA EL NIÑO TAMPOCO EL NOS LA TENDRÁ Y EN TODA RELACIÓN YA SEA DE PAREJA O EN ESTA CASO MAESTRO-ALUMNO SINO EXISTE CONFIANZA LA RELACIÓN NO FUNCIONA; LO IMPORTANTE ES LOGRAR MANTENER UN EQUILIBRIO DEBEMOS SABER COMUNICAR AL NIÑO QUE ES LO QUE QUEREMOS DE EL Y EL NIÑO DE IGUAL FORMA.

    EL APRENDIZAJE DEBE SER BIDIRECCIONAL, EL MAESTRO YA NO VA HACER EL DADOR DEL CONOCIMIENTO SINO QUE JUNTOS DEBEN CONSTRUIR EL CONOCIMIENTO ¿A CASO NO ES ESO LO QUE PROCLAMA EL CONSTRUCTIVISMO? Y COMO LOGRAREMOS ESTO SINO CUMPLIMOS CON EL MÍNIMO REQUISITO DE LOGRAR TENER UNA RELACIÓN DE CONFIANZA CON EL NIÑO.

  19. DENISSE Angelica Maldonado said,

    mayo 4, 2008 a 11:21 pm

    Yo creo que la confianza entre las personas es fundamental para un desarrollo (en todos los aspectos; emocionales,físicos y por supuesto cognitivos, étc.) pleno y próspero,si confiamos en los demás y logramos que los demás confien en nosotros entenderemos el origen de diferentes dificultades en nuestras actitudes y las de los otros.
    Dentro del salón de clases la relación de maestro-alumno debe de ser una relación fraterna, ya que es en sí, el segudo hogar de los niños pues pasan la mitad del día en él, entoces tambien bendríamos a ser nosotros maestros como sus segundos padres; y muy independiente de esto yo opino que un hambiente tenso e inflexible para la nauraleza del niño no le permite desarrollarse al 100% en sus capacidades intelectuales y de aprendizaje, ni al maestro le permite conocer y disfrutar de las habilidades que en realidad cada uno posee. Dede ser el salón de clases lugar donde el niño asiste emocionado porque junto con su maestra (un guía incondicionalmente accesible) aprende cosas que para ambos llega a ser interesante y que juntos logran llegar a conclusiones esperando que venga más.
    Los niños van adquiriendo conocimientos tanto de sus hogares como de la escuela, y por sí solos toman lo que creen conveniente a fin de cuentas y lo que ellos cosideren su mejor ejemplo, no es necesario corregirlos todo el tiempo si llegan a cometer alguna imprudencia; paro lo que si lo es, es ser siempre el mejor ejemplo de convivencia y comunicación sana.
    Amí me pasó que en la primaria que hice mi práctica, el pimer día me encontré con una alumna que estaba pasando por problemas familiares fuertes y que recibía poca atención de su madre (según datos de la maeestra), entonces ella mostraba apatía para trabajar, yo comencé a trabajar con ella y ví que si trabajaba bien, terminó todas sus actividades de ese día, al fin de jornada se hacercó a mí y me dió un abrazo diciendome que no me fuera y que porqué yo que apenas la conocía sí la llamaba por su nombre y su mamá la confundía con el nombre de su hermana pequeña. Entonces entendí porque estaba sentida con su mamá y se reflejaba en su conducta en la escuela. Si yo no hubiera interactuado bien con ella no hubiera sabido por lo que pasaba, ni supiera como lograr que trabaje, solo comprendiendo sus problemas de raíz.

  20. Elba Iliana Castillo said,

    mayo 4, 2008 a 11:34 pm

    Bueno antes que nada un cordial saludo, para el maesto Vidal y mis compañeros, y bueno en relación al artículo considero que es importante tener una relación con los alumnos, platicar con ellos, conocer mas, para a partir de ello porder darles una educación conforme a sus necesidades, y los requerimientos que ellos necesitan, y para ello debemos escucharlos, y tener en cuenta las actitudes que toman; aunque claro existiran ocasiones en que la manera de hablar al grupo sea en ocasiones un poco más dura, como decia mi maestro de practica, que en ocasiones habia que hablarles un poco fuerte y cambiar el tipo o tono de voz, para darles a entender que ya se termino la hora de juego, relajo, platica y que es hora de continuar con la clase.

    Y bueno creo que es indispensable la confianza, puesto que sin ella, un niño tendria pena de acercarse al maestro y decirle sus inconformidades, sus dudas y esto podria repercutir en su aprendizaje, o entre los propias compañeros, tendrian un rechazo y no se podria acoplar en trabajos por que se verian como extraños, o tratarian de hacer ellos las cosas sin dividir el trabajo, por que no creen en las capacidades de los demás, como me paso en una actividad con los niños en equipo, entre ellos no querian trabajar por que creian que sus compañeros no hacian bien las cosas, hasta que despues ellos le dijeron bueno intentalo y al ver que podia hacer bien el trabajo le dieron la oportunidad de participar, y considero que esta parte de la confianza en el grupo cuando se le da la opurtidad de participar, de dar sus puntos de vista y a partir de ello tener un aprendizaje que le sirva en su vida.

  21. Edgar Cruz Cruz said,

    mayo 5, 2008 a 12:55 am

    Estoy de acuerdo con lo que dice el maestro Vidal,tenemos que darles confianza a los alumnos para poder conocerlos más y

  22. Edgar Cruz Cruz said,

    mayo 5, 2008 a 1:26 am

    Estoy de acuerdo con lo que dice el maestro Vidal, darle confianza al alumno de que se exprese sobre algun tema especial, sobre lo que el siente o de su familia fuera de clase es conocerlo un poco mas, la unica forma de poder comunicarnos y de que los alumnos no se pasen de lanza como algunos dicen es una “platica con respeto” los niños se tienen que dar cuenta con el paso del tiempo cuando es tiempo de jugar y hechar relajo y cuando es tiempo de trabajar, solo es cuestión que el maestro lo decida.
    Algo que me gustó de la maestra es que cuando ocurre algun problema entre los niños se pone a platicar sobre valores, el amor hacia sus padres o algo referente a lo que haya ocurrido y eso pienso que ayuda a los niños a concientizarlos sobre algunas conductas malas que los alumnos tienen, haciendo que ya no vuelvan a hacer lo mismo, esta es una manera de darles confianza y al mismo tiempo dejar de ser su maestro y que los alumnos nos hagan su amigo, aunque tambien dirigirnos con respeto hacia ellos y viceversa.

  23. Deyanira Martínez Ruiz said,

    mayo 5, 2008 a 1:31 am

    El sentirse especial entre un grupo de personas es algo muy importante en nuestro desarrollo, no se puede negar que uno se siente bien cuando sabe que le interesa a una persona y que es mucho mejor cuando esa persona te lo dice; ésto suele pasar con los alumnos, ellos no solo son cajas vacías que van a que tu las llenes de conocimiento, si no personitas que también van en busca de cariño que en sus hogares no les proporcionan. La atención que el maestro ponga en ellos se verá reflejado a lo largo de sus vidas, bien recordarán un maestro frío que no los dejaba acercarse y al que siempre le tenían miedo hasta para pedir permiso de ir al baño, o bien al maestro que alguna vez le dio un consejo o le secó una lágrima. En mi recorrido por las escuelas me he topado con maestros fríos que solo llegaban y escribían en el pizarrón, tanto así que no tengo recuerdos de ellos más que solo esos momentos tediosos que me hacían pasar en sus clases. Por otro lado, como olvidar a maestros como el que tuve en 4° y 5°, que además de enseñarnos lo que venía en los libros, nos enseñaba sobre la vida, sus aventuras, aunque algunas eran inventadas, pero que sin embargo nos hacía pasar momentos desestrezantes, lo podía ver jugar a la hora de recreo con diferentes niños de otros grupos o bien con nosotros, como olvidar esa historia de las naranjas jugosas que se encontraban en el árbol sembrado a lado del baño…

    Ahora que me toca a mi ponerme en el lugar del maestro me doy cuenta de la importancia que tiene contar con la confianza del alumno, no sólo para saber lo que le gusta, si no también para hacerlo sentir que le importa a alguien y le interesa que aprenda; es cierto que aveces pasa que la confianza se convierte en falta de respeto, pero eso depende de la forma en que uno se de jugar con ellos, en la semana de práctica que estuve en la primaria me sucedió un caso con una niña; para empezar la maestra me dijo lo que menciona el texto, “no les des la mano, que ellos te tomaran el pie”, sin embargo yo trataba de ayudarlos en lo que podía, los iba a observar a sus lugares y les explicaba cuando me lo pedía, pero al ver que uno me pedía ayuda todos se amontonaban yo creo que es normal, para ellos era nueva y me veían como su salvación y ayudante. Regresando al caso de la niña, pasó que la acompañé a su casa para ver el contexto en el que vive, al llegar me dijo que pasara a ver una película con ella, pasé un momento y luego me retiré; al otro día ella les comentó a sus compañeras que la había acompañado provocando que algunas de ellas me pidieran que también fuera a su casa, pero no sólo fue eso, durante toda la mañana me estuvo insistiendo para que yo le ayudara a hacer sus trabajos lo que provocó que la maestra le llamara la atención diciéndole que no me molestara. Con esto me di cuenta que es importante conocer a nuestros alumnos, siempre y cuando estemos dispuestos a dedicarles tiempo, teniendo en cuenta que cada uno es diferente y que por tanto debemos tenerles paciencia; yo creo que la confianza llega hasta donde el respeto lo permita, porque cuando ya no hay respeto no hay disciplina y la confianza acaba, debemos tener en cuenta que cada niño es diferente y por tanto cada uno tiene un concepto diferente de “confianza”, es ahí donde nosotros debemos saber ponerles los límites y decirles hasta aquí.

  24. Santa Cecilia Flores Luna said,

    mayo 5, 2008 a 4:56 am

    El decir “le das la mano y te toman el pie”, es de cierta forma una expresión muy fuerte para denominar la relación maestro alumno, ya que de cierta manera debe existir un lazo de confianza.
    Me atrevo aseverar que es mas fácil aprender de alguien en que se confía, y de igual forma interactúa con los alumnos haciéndole sentir un ambiente familiar; mas sin embargo en las escuelas se observa que el maestro asume un papel de corregidor que no permite que los alumnos se relaciones con él.
    La reflexión que nos plantea la lectura es analizar el contexto en el que se desenvuelve el niño, a si como los factores que interfieren en el aprendizaje de esté, lo anterior solo se lograra con la confianza, un buen maestro conoce a sus alumnos y es capaz de ser un guía firme sin atentar contra la libertad del infante. En la pasada jornada la maestra Ana me comentaba que hay que tener autoridad ante los niños y mano firme, para evitar que se descarrilen, durante las actividades que realice trate de seguir los consejos de la maestra pero descubrí que los niños atendían mejor si se les daba la oportunidad de expresarse y tener una relación de amigos, con su coordinador (maestro).
    Por mi parte puedo decir que la base de toda relación es la confianza.

  25. mayo 5, 2008 a 4:36 pm

    Realmente esta lectura me pareció muy importante porque son cosas que nos han pasado o que nos van a pasar en nuestra carrear como maestros, pero yo no lo tomaría como que les das la mano y se toman el pie. O yo no lo emplearía así, porque realmente se debe de entablar una amistad maestro-alumno para que esto de la enseñanza pueda llevarse a cabo, al alumno debe tener cierta confianza con el maestro, para que a la hora de comentar el alumno lo haga con cierta confianza y no tenga miedo a que el maestro sea estricto y lo regañe, tal vez no sea necesario poner una línea que divida al maestro del alumno ni tampoco dejar que el niño haga lo que quiera, si no que poner un punto en medio de estos dos, para poder llegar a darles la mano con confianza de que estos van a entender y no se van a tomar el pie.

  26. PABLO CASANOVA said,

    mayo 5, 2008 a 5:53 pm

    Yo creo que es importante para un maestro que sus alumnos lo vean como una figura de autoridad, pero que tambien sientan que con el están en un ambiente sin presiones de ningún tipo (familia, amigos, la misma escuela, etc.); de esta manera los alumnos se sentirán en confianza con el maestropero aún conservandole el respeto que se merece.

    Durante mi practica traté, con buenos resultados, de darles un ambiente de clases en el que trabajen agusto, pero sin que flojeen; y de que mientras se hagan los trabajos, su mae4stro no tendrá que regañarlos.

  27. Virginia López Glz. said,

    mayo 5, 2008 a 6:11 pm

    Se supone que, para que el proceso educativo se efectué exitosamente ,debe existir una buena comunicación y confianza entre los integrantes del proceso educativo(maestro-alumno-padre de familia),si se careciera de ello, entonces no se desarrollaría con facilidad.
    Es necesario que el maestro le de confianza al niño, para tener un conocimiento profundo sobre su persona, que muchas veces no se pueden observar físicamente, pues su estado emocional, afectivo y psicológico influyen en su aprendizaje, cuando están representando un obstáculo.
    Los maestros que me han impartido clases hasta ahora, me han brindado un ambiente de confianza para trabajar, invitando de esta manera a participar expresando tu punto de vista o conocimiento acerca del tema tratado durante la clase ,o bien para disipar dudas que muchas veces se quedan interiormente cuando el ambiente no es apto “no hablamos por temor a equivocar”.
    A lo largo de mi trayectoria como estudiante he tenido la fortuna de tratar con profesores que han sabido brindar su confianza, sin que el alumno y ellos mismos, pierdan la noción de sus obligaciones, derechos y responsabilidades que deben desempeñar, y por supuesto con respeto.
    En conclusión diría que la confianza se debe dar de manera regulada para no afectar el proceso educativo.
    “ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre”

  28. Marisol Onofre Reyes said,

    mayo 5, 2008 a 8:03 pm

    Es muy cierto que no se debe pintar una raya con los niños, un maestro debe conocer a sus alumnos es decir tener sensibilidad social, pero para conocerlos, para que ellos nos den esa oportunidad deben de sentir confianza, la cual debemos brindársela. De esta manera el niño se sentirá a gusto, por que cuando un alumno siente confianza hacia el maestro, pregunta sus dudas por que sabe que no lo regañaran, o juzgaran, inclusive es capaz de contar tantas cosas que suceden en su vida, el maestro se llega a convertir en uno más de los amigos del niño. En una escuela primaria , la maestra me decia que no les hiciera tanto caso a los niños, ya que querrian que todo les hiciera, pero ellos tenian dudas y trataba de aclarárselas, pero llego un momento en que no querian hacer nada solos querian que todo se los resolviera, entonces les dije que si los iba a ayudar pero que no les iba a hacer todo, que ellos podian y que solo les ayudaria en donde tuvieran duda, es muy importante ponerles limites ya que si no ellos creen que pueden hacer todo lo que quieran o que nosotros vamos a hacer todo,lo que digan.

  29. Jessica Paola Zumaya Vicencio said,

    mayo 5, 2008 a 8:15 pm

    Los niños merecen tener nuestra confianza, esto se relaciona con el aspecto afectivo, si ellos sienten que son importantes para nosotros y que los tomamos en cuenta la relación maestro-alumno va a ser mejor. nosotros estamos conviviendo con niños, con seres que sienten y piensan. Ellos nos pueden enseñar cosas también a nosotros. Nosotros no somos completamente poseedores del conocimiento.

    Pero es cierto que ¿si les da la mano te toman el pie? En algunas ocasiones suele suceder pero creo que nosotros desde un principio debemos marcar los limites y hacer ver que somos sus maestros, que al igual que ellos merecemos su respeto. Que podemos ser sus amigos, tal vez no igual que los de su edad. Pero de igual manera pueden confiar en nosotros. estoy de acuerdo que entre el maetsro y el alumno debe existir cierta confianza, no solo es ser su maestro, dar la clase y listo, asi nunca sabremos que es lo que piensan o les ocurre. Es necesario conocerlos por que esto también se requiere para dar una buena enseñanza. Para saber que es lo que les motiva, que les ocurre y en que podemos ayudarlos. debemos aprender hasta donde llevar la confianza pero…¿cual es el límite? yo creo que con la experiencia lo descubriremos.

    Estoy de acuerdo con lo que plantea el maestro Vidal. Pienso que seria dificil tratar con personas como si fueran máquinas. los sentimientos son importantes, creo que tienen que ver con lo que nos motiva para realizar algo. Pero no podemos guardarnos esos sentimientos y no expresarlos ni tampoco podemos vivir en la soledad. somos personas y tenemos la necesidad de comunicarnos.

  30. Mely said,

    mayo 5, 2008 a 9:24 pm

    Profe espero que se haya divertido en este pequeñisimo puente.

    Ahora sí con respecto a la lectura reflexiva de “le das la mano y te toman el pie” en mi punto de vista estoy muy de acuerdo con la creación de un ambiente de confianza profesor-alumnos ya que uno se siente mejor y se expresa con más facilidad cuando se ha tratado o se lleva con el profesor, no obstante la confianza solo se gana al compartir, jugar o platicar, en sí conociéndose mutuamente.

    Pero también tener en cuenta el saber que para todo hay un tiempo e identificar en que momento podemos intimar un poco más con ellos.

    Relacionarnos con ellos es la mejor forma de interpretar actitudes, descubrir intereses y detectar problemas, asimismo en base a esto adecuar estrategias, técnicas y dinámicas a nuestros alumnos desarrollándolas en un ambiente favorable para mejorar el aprendizaje.

  31. Abel guzman tejada said,

    mayo 5, 2008 a 9:37 pm

    Pues a mi manera de pensar si debemos de darles esa confianza a los alumnos dentro y fuera del salon de clases ya que al hacerlos se sentiran que somos importantes para ellos. Y asi en ningun momento trazar una linea divisoria entre cada uno de ellos.

    Por lo mismo creo ques es muy importante desarrollar en los alumnos la confianza que permita que logren expresar todos sus sentimiento y formas que tienen de pensar y hablar ante todos, a mi parecer es un factor demasiado indispensable para tener un buen ambiente para poder conocer a todos nuestros alumnos, y asi saber como ayudarlos en todos sus problemas que dia a dia tiene a sus alrededor, y asi poder saber todo lo que sienten, como les afectaa ellos, y de antemano cómo ayudarlos en esas situaciones, logrando entenderlos, para asi trabajar el grupo y con esto llevar una mejor enseñanza y aprendizaje para ellos.

  32. mayo 5, 2008 a 9:52 pm

    Se tiene razón que para que los niños aprendan deben de tener confianza al igual que el maestro tiene que ganarse la confianza de los niños, tal vez si se tenga que poner una línea entre la vida privada del maestro pero esa line la marca desde el principio con sus alumnos, en mi experiencia como alumno de primaria tuve un profesor que se gano la confianza del grupo tanto que nos aconsejaba en problemas familiares pero abusamos de tanta confianza que había días en que no queríamos hacer nada en la escuela así que tomo cartas en el asunto y se volvió estricto para que trabajáramos en clase y no cambiaria hasta que nosotros nos comportáramos y cumpliéramos con las actividades, cumplimos con sus condiciones pero ya no era lo mismo ya existía una línea entre alumno maestro.

  33. Liliana Valderrábano R. said,

    mayo 5, 2008 a 10:30 pm

    Creo que es de vital importancia dar la confianza a cada niño para que pueda expresarse con libertad, esto le ayudará en sus relaciones personales en la vida cotidiana. Lo primero al crear un ambiente de confianza y cordialidad es trabajar con la seguridad de que lejos de ser juzgados, serán entendidos en sus comentarios y en lo que piensan.
    Escuché en mi escuela de práctica esto de que les das la mano y se toman el pie, también observé una relación de respeto, orden y temor, cuando un alumno se dirigía a la maestra. Esto puede ser bueno para un maestro cuando intentas conservar a tus alumnos sentados, sin ruido y “trabajando” pero no cuando deseas cumplir con tu obligación de educar íntegramente a unos futuros ciudadanos.
    El mundo actual ya nos exige competencias diferentes y es necesario desarrollarlas. En tiempos pasados, según me cuenta mi papá, cuando un adulto iba de visita a la casa se alejaba al niño, se le pedía que se fuera a otro lugar y si se atrevía a intervenir en la plática le decían que no estaban hablando con él, y que se fuera, era plática de gente grande. Las cosas ahora han cambiado, se llama a los niños con las visitas, se les presenta, incluso se les pide que hagan alguna de sus “gracias” y si el niño hace algún comentario provoca risa y se le dice listo. Creo que así como ha evolucionado la manera de expresarse en casa debe modificarse en la escuela.
    El darle confianza a los niños tiene en todo caso sus pros y contras, lo importante sería buscar el equilibrio para lograr que los niños tengan a la vez de respeto a la figura del maestro la libertad de relacionarse con él y expresarle cualquier inquietud o duda.

  34. MADYER (PAISA) said,

    mayo 5, 2008 a 11:18 pm

    Creo que la persona que no entable una confianza en el aula con lo niños entonces no esta consciente de que en realidad quiere ser maestro, todos sabemos que pasaremos la vida conviviendo con ellos diariamente, hay que tomar en cuenta que los padres nos dan la confianza mandando a sus hijos, entonces no tenemos que tratar con los niños como si fueran un objeto, claro que al haber confianza el niño cae en excesos y suele ser muy inoportuno hasta suele abusar de la misma, pero es importante darse tiempos y el maestro tiene que saber en que momento decir las cosas, mostrar que sobre todo los valores son importantes y que cuando los niños quieran sobrepasarse hacerles ver que eso no esta bien y darles una buena enseñanza, es como todo, en un debate se requiere un moderador en un equipo de futbol un capitan, estos tienen que guiar todo asi es el maestro. creo que los niños aprenderian mejor sabiendo que el maestro los conoce muy bien y sabra como tratarlos. Mi maestro de sexto grado ah sido el mejor que eh tenido en mi vida de educ. primaria el nos preguntaba como nos sentiamos,habia una niña que cantaba muy bien en mi salon y el llevaba su guitarra para que ella nos cantara una cancion, a mi me decia que era su goleador y al bueno en las matematicas era su gallo para que no lo trancen en las tiendas, creo que el nos conocia y si hubo veces en las cuales nos pasabamos pero para estas ocaciones se mostraba firme y autoritario lo cual queria decir que era el m omento de ponernos a trabajar, y la confianza no se perdia, yo fui a concursar en aprovechamiento en sexto con el y el vino a mi casa a comer con mi familia, platicaba con los padres de familia, en fin era genial!! si mi papa no diera clases diria que es el mejor maestro de primaria que eh visto en mi vida.

  35. ARACELI MENDOZA said,

    mayo 5, 2008 a 11:23 pm

    Pienso yo que como dice el texto no podríamos negar la oportunidad de tener la confianza, por que afectaría en el aprendizaje del niño.
    Basándome en las teorías de Vygotsky el cual nos dice que es vital importancia la interacción social para el buen aprendizaje. Además que contribuyen al desarrollo social del alumno porque ciertamente no esta en la escuela sólo aprender contenidos, sino también valores sociales mediante la difusión y el intercambio de opiniones.

    No podemos tener una línea en donde yo soy el maestro y tú solo el alumno. El maestro debe de propiciar un ambiente de confianza para que el alumno se pueda desenvolver y ala vez tenga la confianza por preguntar en dado caso si no entendió.

    Por ejemplo en la jornada de observación docente el maestro a cargo del grupo me comentó sobre que unos niños no participaban y que eran tímidos. En un día que me dejo el grupo trate de ser un ambiente en donde todos participen y que no tuvieran miedo si fallan en su opinión y que nadie tenía que burlarse de sus compañeros. Y al término de ese día me quede muy sorprendida porque todos participaron porque puede lograr que los niños que no hablaban lo hicieran.

    Por eso es favorable crear un ambiente de confianza donde los niños tengan la oportunidad de emitir sus ideas y que nosotros como maestros guiarlos si están incorrectos de una manera apropiada. Y así el desarrollo de su aprendizaje será óptimo.

  36. Betzabé Antonio Ramírez said,

    mayo 5, 2008 a 11:35 pm

    Es un título muy controversial, pues les diré que, yo soy una persona que piensa que debe existir el respeto entre ambas partes, eso no quiere decir que trate a los alumnos como robot, pues si se sugiere tener una relación humana, estoy de acuerdo, incluyéndose en esta la confianza; entre el maestro y los alumnos, así como entre ellos mismos; si esta no existiera, el ambiente se tornaría denso y no podría fluir libremente el proceso de enseñanza-aprendizaje. Como se sabe actualmente todos aprendemos de todos, no solo del maestro.
    En esa relación humana y de confianza con los alumnos, debemos también enseñar el respeto entre todos los sujetos que participan, pues la sociedad pide que los niños lo aprendan rápidamente (como si todos fueran “superdotados”, son capaces de hacerlo, pero no al mismo tiempo). Así que en esa minisociedad (en ascenso) que existe dentro del aula, podemos enseñarles como relacionarse entre ellos, para cuando estén fuera del aula puedan ser personas formadoras de una sociedad mayor.
    No confundan, con esto no quiero decir que quiero ser una maestra tradicionalista, aunque en lo personal se torna un poco imposible separar esa concepción con que crecí, estoy haciendo todo lo posible, a través de las lecturas que cada maestro nos da por no repetir este patrón.
    En la primera visita de observación realizada en primer semestre al contexto urbano, la maestra fue la que me dijo: “uno debe mantener distancia con ellos, pues, los niños son tan inteligentes, que te miden y si ven que te doblegas, ya no pudiste hacer nada”. Que puedo decir ante esto, júzguenlo ustedes mismos, yo ya di mi opinión, que en conclusión fue: que exista esa relación humana y de confianza, aunque dándole un toque de respeto, como un valor social e individual.
    Lo que nos menciona el autor del artículo es algo que debemos sentarnos a reflexionar, pero no solamente que se quede en una simple reflexión, hagamos todo lo posible por llevarlo a la práctica.

  37. Talia Saray Cruz García said,

    mayo 5, 2008 a 11:38 pm

    Hola!!!

    Esto también me pasó a mí en la escuela de práctica a la que fuí la maestra me dijo que no les diera tanta confianza porque después abuzarían de ella. Al principio yo decía, bueno pues que clase de niños son, que hay que tratarlos diferente, así que actué con cautela, traté de observar las actitudes de los niños y de la maestra. Entonces comprendí que no existía confianza porque no había una buena comunicación entre maestra-alumno y viceversa.

    Los niños no conocían más haya de un regaño y como defensa cuando alguien quería entablar una conversación, su actitud era negativa y mejor se alejaban o simplemente no contestaban.

    Lo que tuve que hacer fue poco a poco ir platicando con ellos, al principio de temas que no estuvieran relacionados con la escuela, para poder ganarme paso a paso su confianza. Y así fue, cuando regrese para las siguientes prácticas los niños me recibieron muy bien, platicamos en clase de varios temas, cuando es el recreo me platican cosas personales, eso me ayuda a conocerlos mejor y mientras yo estoy en el salón trabajan muy bien.

    Entonces deduzco que la confianza entre maestro-alumno es la base para un buen proceso de enseñanza-aprendizaje mutuos.

  38. Grisel Aurora Reyes del Angel said,

    mayo 6, 2008 a 12:52 am

    La lectura les das la mano y te toman el pie me pareció interesante ya que habla de vivencias de maestros con los niños, algunos dicen que no hay que darle tanta confianza a los niños, en mi opinión yo digo que la confianza es primordial en una relación maestro- alumno, hasta en la vida social, ya que cuando existe este ambiente en el entorno escolar, los niños tienen mejores relación con el maestro se sienten con más libertad de expresarse, participar, estar activo, y así puede desarrollar mayores destrezas, habilidades, y hacerse más expresivo, a comparación de un salón sin confianza, los niños no hablarían, no participarían, porque se sentirían en un ambiente no favorable y no bueno para la educación.
    Por eso es mejor hablar con los niños, darles la confianza claro hasta cierto punto, hasta donde el maestro pueda controlarla, pero siempre y cuando estén bien los niños.
    Recuerdo que en el viaje a Tlanempa, los niños querían andar con nosotros, la emoción de los maestros nuevos y la convivencia los hacían acompañarnos a todos lados, pero conforme paso el tiempo tuve la necesidad de ir a la tienda, los niños como no tenían para comprar dulces comenzaron a pedirnos a nosotros los practicantes un peso o dos para comprar alguna paleta, fue un poco abuso de confianza al pedirlo, pero pues ellos no gozan de esos privilegios siempre. Accedí comprándoles un dulce pero les dije que no traía tanto dinero para ir a la tienda y comprar que solo les compraría algo pequeño, y que no les dijeran a otros niños porque también iban a querer y no podía darles a todos. Los niños dijeron que si, y ya no volvieron a pedirme nada de la tienda.
    Para finalizar un ambiente de confianza hace mejores personas y mejores relaciones siempre y cuando se controle con algunos valores.

  39. Jazmin Reyes Gonzalez said,

    mayo 6, 2008 a 1:14 am

    Me parece muy interesante este texto,y estoy de acuerdo en que se le debe de dar confianza a los alumnos porque asi se logra un mayor aprendizaje,porque todos nos conocemos,ademas de esto es nuestra naturaleza poder comunicarnos y relacionarnos unos con otros y no podemos privar a los niños de que nos conozcan,ni nosotros dejar de conocerlos,tal vez sobrepasan el limite en algun momento,pero esto se debe aprender a sobrellevar,ya que son niños y creen que todo gira en torno al juego,aqui todos podemos aprender de todos.Ademas creo importante que haya una confianza entre maestro-alumno para que se mas propicio el ambiente de trabajo.
    Me parecio muy bien lo que hizo la maestra del segundo ejemplo,ya que asi enseña a todo el grupo,y con este ejemplo nos podemos dar cuenta de que los maestros no solo se encargan de enseñar contenidos,sino que tambien ayudamos en su formacion como personas.
    Algo parecido me paso con los niños de la escuela a la que fui,ya que uno de los niños se acercaba mucho a mi,me abrazaba ,el maestro me dijo que si yo correspondia al niño despues no me lo iba a poder quitar de encima,pero hasta cierto punto no fue asi,porque el niño lo hacia cuando algun otro niño se me acercaba,y creo es una forma del niño de demostrarme su afecto.
    Me gusto la forma en que el maestro se relacionaba con los niños pude percibir que existe esa confianza y por lo mismo el maestro ya conoce la forma de comportarse de cada uno de ellos,y sabe actuar de acuerdo a eso.

  40. Yarenis Vargas Medina said,

    mayo 6, 2008 a 2:09 am

    Mi punto de vista es que nosotros como docentes debemos de propiciar que el niño se sienta en confianza para poder interactuar con él, brindarle seguridad de que puede externar sus dudas e inquietudes, que no se guarde sus comentarios; sin embargo me parece de suma importancia que se fomente el respeto ante esta situacion de confianza, indicarle al niño que siempre que se tenga un respeto hacia sus compañeros como ante el mismo profesor obtendremos buenos resultados en la enseñanza-aprendizaje. Ya que si existe un ambiente de trabajo en el que predomine la confianza y el respeto, estaremos proporcioando al alumno un optimo lugar tanto para su desarrollo personal como para su desarrollo intelectual; talvez encontremos niños con algun problema de aprendizaje ocasionado por problemas familiares, emosionales, etc, que seran un tanto mas faciles de solucionar si tenemos la confianza de que estos alumnos nos abriran la puerta hacia sus problemas. No digo que podamos solucionar todos los problemas ya que cada niño es diferente y cada uno de ellos tiene distintas necesidades pero si que podemos intentralo o aportar ese tanto de afecto que a algunos niños les falta desde sus hogares.

  41. ISAAC GUERRA said,

    mayo 6, 2008 a 2:14 am

    “Les das la mano y te toman el pie” Sucede mucho por que en nuestro caso al ser jóvenes todavía no sabemos desarrollar esa pequeña barrera entre el maestro y el alumno que mas que separar es para poder generar un ambiente de respeto entre el alumno y el maestro.

    Personalmente me sucede mucho, varios niños con los que e trabajado en prácticas me pierden muy rápido el respeto y me parece que es mi culpa por que siento que si no les hago caso van a dejar de ponerme atención. Siempre es mejor platicar con los niños establecer una relación de cordialidad y respeto. Mucho influye también el vestuario con el que se presentan los maestros o la actitud que se muestre ante el grupo. Yo le recomiendo a mis compañeros que les den la mano a los niños pero que no dejen que les agarren el pie.

  42. LUIS ALBERTO HINOJOSA said,

    mayo 6, 2008 a 2:28 am

    La confianza es la base de las relaciones humanas, estoy deacuerdo con que debemos convivir con los alumnos, si no son nuestros amigos y no confian en nosotros no podemos enseñar bien. Pero creo que siempre debe existir respeto, y es lo que nos toca definir como docentes “una linea entre confianza y respeto” eso es indispensable.

    Recuerdo que un compañero del salon nos comento que no podia controlar al grupo que le habia tocado, que los niños no le hacian caso en sus indicaciones y que le hablaban con palabras antisonantes, y despues el tuboq que cambiar de actitud para con ellos pues ya no lo veian como maestro si no como un alumno cualquiera del salon. Hay que ser su amigo e involucrarse en sus vidas, y ayudar hasta donde nos sea posible, pero siempre teniendo bien claro que somos sus profesores y que nuestro deber es enseñarles.

  43. Omar Ignacio Casanova Reyes 2ºA said,

    mayo 6, 2008 a 2:30 am

    No creo que siempre se de eso que dice el apunte “les das la mano y te toaman el pie”, pienso que todo depende de la relacion que entable el maestro con sus alumnos. Es muy importante

  44. Omar Ignacio Casanova Reyes 2ºA said,

    mayo 6, 2008 a 2:51 am

    No creo que siempre se de eso que dice el apunte “les das la mano y te toaman el pie”, pienso que todo depende de la relacion que entable el maestro con sus alumnos. Es muy importante que el docente genere la confianza entre sus alumnos y el para que ellos puedan tener un buen aprendizaje. Si un niño no tiene la confianza necesaria este no va a participar ni realizar bien las actividades que el maestro indique. La escuela es como el segundo hogar para los niños y al igual que en su hogar la relacion de todos debe ser muy buena, como compañeros, como amigos para que trabajen bien y cooperativamente. No con esto estoy diciendo que se tiene que perder la diferencia maestro-alumno, nunca se debe olvidar eso pero si se quiere enseñar bien y que los niños logren aprender mejor, deben tener una muy buena relacion.

    El primer dia que llegue a mi escuela de practicas, como no conocia a los niños ni ellos a mi, se sentia un ambiente de desconfianza, los niños se me quedaban viendo tratando de saber que tipo de maestro tenian enfrente de ellos, no hablaban mucho conmigo y no aportaban mucho en clase. Poco a poco fueron siendo mas accesibles y sintieron la confianza al irme conociendo y cuando me fui relacionando mas con ellos; esto permitio que trabajaramos mejor en las actividades que yo les ponia y cuando la maestra me dejaba a cargo de ellos.

    Por esto es que yo estoy en desacuerdo con la expresion de esa maestra, todo esta en que el maestro sepa relacionarse bien con sus alumnos. Son muy interesantes los apuntes que nos hace ene este blog maestro Jose Luis y me da mucho gusto que nos permita opinar sobre ellos, bueno sin nada mas que aportar esto es todo nos vemos.

  45. Dorithzel Ruiz Morales said,

    mayo 6, 2008 a 2:51 am

    Este artículo muy intersante me hizo reflexionar sobre nuestra labor como docentes, que no es solo enseñar y demás sino también propiciar la confianza entre nuestros alumnos, ya en un en ambiente de confianza es más facil desenvolvernos, pienso que no hay que tener miedo a relacionarnos y conocer más a nuestros alumnos, al contrario es mejor. Refiriendo a cuando un niño nos diga o pregunte algo en un momento inoportuno no es para enojarse ni mucho menos, solo es cuestión de saber obtener un aprendizaje de esa situación, hay que acompañar al niño en su formación darle la confianza que se merece pero simpre sabiendo respetarnos mutuamente.
    En mi experiencia la verdad no es que les des la mano y te tomen el pie, sino que cuando tu relacionas con un niño no solo como maestro sino como amigo le das confianza que lo motiva a expresarse aunque muchas veces no sea de la forma correcta.

  46. Elizabeth Berenice López Reyes said,

    mayo 6, 2008 a 3:25 am

    Es un interesante tema, el cual hemos experimentado muchos, es muy cierto que en el aula se debe de entablar cierta confianza entre maestro-alumnos, sin embargo hasta cierto punto, al cual yo no le llamaria poner un limite, sino más bien desde un principio darles a conocer a los alumnos que pueden tener confianza con nosotros y que nos podemos llevar bien pero tambièn decirles a los niños qe debe existir respeto por ambas partes, cuando el niño no tome en serio lo del respeto a pesar de todo lo que hagamos, yo a propondría no disgustarse con el niño ni mucho menos regañarlo debemos de tomar en cuenta que existen muchos factores que influyen en el comportamiento de los pequeños, como lo es el ambiente familiar tal fuel el caso en el ejemplo que nos puso el maestro, asi como las amistades, el lugar donde vive, pero eso si, nosotros podems contribuir para que el niño sepa hasta donde puede haber confianza, hablarles del respeto seria una forma ideal.

    En mi caso cuando estuve en la escuela Miguel Lerdo de Tejada el mes pasado, hubo un caso particular , un alumno no hacia ninguna actividad sin embargo, apoye a la maestra con ese alumno hubo cierta confianza, hasta que el niño llegó a pedirme que le dijera las respuestas de las actividades, lo que hice fue hecharle animos y le dije que si los demas podian el tambien iba a poder. asi debemos de buscar formas mas pacíficas de poner cierto limite a la confianza con el alumno.

    Muy buen tema maestro, felicidades. Hasta luego.

  47. angel manuel campos pacheco said,

    mayo 6, 2008 a 3:32 am

    Es muy importante que entre el maestro y el alumno exista confianza, pero nosotros como docentes no tenemos que olbida que estamos trabajando con niños que estan aprendiendo y que en ocasiones confunden la confianza, es desir que tenemos que enseñarles a los niños que aun que hay confianza no se tiene que perder el respeto, es importante que cuanado le enseñemos esto al niño el no se sinta atacado por que sino se alejara de nosotros pero que quede bien entendido, sobre todo esto se trata de que el maestro este siempre un paso adelante de el alumno es desir que el profesor pueda antisipar lo que pueda ocurrir en siertas sircumntancias.

  48. mayo 6, 2008 a 3:32 am

    No debemos marcar una frontera con los niños, pues ellos ven en nosotros una esperanza y un anhelo por hacer de su mundo un lugar donde puedan sentirse bien, cómodos, alegres, sentirse importantes y que se les tome en cuenta. Si creamos un ambiente de confianza los niños participarán y no se sentirán reprimidos ante un maestro que cuando participen les conteste de mal modo o que los haga quedar mal o que los haga menos. Es fundamental que el maestro utilice frases motivadoras aún cuando el alumno haya respondido erróneamente, no se trata de darle “el avión” ni tampoco de ridiculizarlo sino hacerle ver que no es correcto pero que puede hacerlo mejor, que él es capaz, y claro hay que saber cómo decirles. En la preparatoria presencié varias veces lo que un maestro le decía a mi compañero Eduardo… imagínense que en clase siempre tengas ganas de participar y un buen día te animas y el maestro te dice: escuchémoslo porque casi no habla, y al término de tu participación diga: eh creo que todos han estado en un error como el que se acaba de cometer y pues es normal porque aún no alcanzan la madurez cognitiva para diferenciar las cosas importantes, ya después irán notando con más claridad las cosas útiles. Muchos dirán que estas palabras no tienen relevancia alguna, pero si tan sólo pudiéramos ponernos en el lugar de ese alumno que lo vivió comprenderíamos el mensaje que el maestro le dio a entender, que está en un error porque aún no ha logrado ser lo suficientemente competente para poder distinguir las cosas importantes. Aunado a ese comentario, en clases posteriores Eduardo quiso participar pero el maestro no le otorgaba la participación, Eduardo se cansó y no participaba, hasta que un día se decidió, participó y el maestro le dijo de manera sarcástica: ¿estás seguro qué es eso?, porque si no lo estás mejor no lo hubieras dicho. Entonces, según ese maestro sólo tenemos que hablar cuando estemos cien por ciento seguros de lo que vamos a decir y que sea avalado por alguna teoría o una ley, dónde queda la espontaneidad que hace único cada momento, claro que hay participaciones que requieren de un argumento válido, pero ¿siempre tiene que ser así para poder hablar?, no podemos opinar o reflexionar sobre algún tema sin citar algún autor.
    Creo que hay momentos en los que se pierde la confianza entre el alumno y el maestro cuesta mucho trabajo ganársela de nuevo, pero no es imposible. Juntos pueden trabajar en eso, además de que el paquete de ser maestro y tener alumnos no se queda sólo en enseñar conocimientos, sino ver distintas maneras de percibir la vida, maneras de convivir con los demás de saber que trabajamos con personas que viven, sienten, que tienen una vida, no con cosas materiales.

    “La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan.”
    *Simón Bolivar*

  49. ROSELY MUSTAFAT LOPEZ said,

    mayo 6, 2008 a 4:17 am

    HOLA.
    NO SE TRATA DE PONER UNA BARRERA EN LA RELACIÓN MAESTRO-ALUMNO, SE SUPONE QUE DEBE DE HABER UN AMBIENTE DE CONFIANZA Y ARMONIA DONDE EL ALUMNO SE SIENTA CON LA SEGURIDAD DE ACERCARSE AL MAESTRO Y QUE ESTE LE ACLARE SUS DUDAS.
    RECUERDO QUE CUANDO IBA A LA PRIMARIA MI MAESTRO DE SEGUNDO AÑO NOS DIJO QUE EL DIA SIGUIENTE NO IBA A IR PORQUE TENIA CITA MEDICA Y NOS EXPLICO QUE ESTABA ENFERMO DEL RIÑON ENTONCES UNA CONPAÑERA LE DIJO HA YA ENTENDI MAÑANA NO VA A VENIR PORQUE ESTA ENFERMO DEL CHAYOTE Y COMENZO A REIRSE, EL MAESTRO SE ENOJO TANTO QUE LA DEJO SIN RECREO TODA LA SEMANA.

  50. Tibi Say Gerón Tapia said,

    mayo 6, 2008 a 4:22 am

    Pienso con respecto a las preguntas que menciona, que no se trata de poner una linea sino tener una buena relación con los alumnos de darle a antender ciertos limites como son el respeto y la tolerancia, para que el alumno tenga la confianza y la libertad de poder expresarse y que a su ves participe en las diferentes actividades, en pocas palabras que haya una confianza mutua ya eso es una de las primordiales cosas que el maestro debe lograr con sus alumnos, para que exista una buena relación.
    Al menos eso trate cuando fui a mi jornada de práctica que los niños, me platicarán acerca de ellos y a su ves yo les platicaba, establecimos una relación en la que todos daban su opinión y participan para dar sus diferentes puntos de vista lo que les gustaba y lo que no.
    Pienso que todo se basa en un ambiente de confianza, respeto y tolerancia, porque sin ello ¿que sería? y por lo tanto debemos fomentarlos para que exista una buena relación maestro-alumno y no solo dentro de la escuela sino tambien fuera de ella.

  51. Berenice Cárdenas Betancourt said,

    mayo 8, 2008 a 2:59 am

    Es realmente muy interesante esta reflexión creo que para que pueda existir una buena relación y un buen desempeño dentro del aula tanto por parte del maestro como de los alumnos debe existir cierta confianza y comunicación, muchas veces algunos de los alumnos muestran cierta apatía en clase y desconocemos el ¿porqué? esto es porque no hay confianza y muchas veces esta en nosotros poder ayudar a esos niños y nos cerramos a la oportunidad, pienso que los niños necesitan que los escuchen y muchas veces esa oportunidad no se les brinda en casa por diversas circunstancias y en ocasiones lo buscan en la escuela y es ahí donde los maestros tienen que intervenir pero muchos maestros cometen el error de pensar que “si les das la mano te toman el pie” es por eso que evitan o ponen una barrera en la relación, pero pienso que si desde un principio se les habla de manera muy clara a los alumnos y se les expone el tipo de relación que habrá entre el maestro y este ellos lo entenderán y lo respetarán.

  52. Norma Beatriz Flores Contreras said,

    septiembre 5, 2009 a 6:30 pm

    Considero que ésta lectura est{a muy bien adaptada porque nos enseña o nos dá nociones acerca de como debemos tratar a los alumnos y es verdad, un alumno que no le tiene confianza a su masestro (a), dificilmente podrá entablar una relación con él (a) y por cpnsiguiente no tendrá la misma capacidad de aprendizaje. En mi opinión particular creo que sí se le debe dar confianza a los niños, ya que ellos son inocentes y nosotros somos los que debemos enseñarles que es lo que est{a bien y lo que no. Un niño tiene que sentirse en confianza para que pueda aprender mejor. Los niños son muy acertados, es o no es, te tienen confianza o te tienen miedo, por lo cual creo que es mejor un alumno te tenga confianza a que te tenga miedo. Hay situaciones en las que debemos corregir a los niños, pero esto no quiere decir que dejemos de tenerles confianza, al contrario hay que apoyarlos en todo.

  53. CARLA BERENICE TIRADO CRUZ said,

    septiembre 6, 2009 a 12:02 am

    HOLA BUENAS TARDES
    Este artìculo nos deja mucho que reflexionar porque aunque muchos de nosotros decimos que de los niños no se aprende nada, eso es falso, los niños son muy inteligentes y es en su niñez donde aprenden la mayorìa de las cosas tanto buenas como malas. Con respecto a lo que la maestra le decìa al principiante pues esta muy equivocada ya que la relaciòn de maestro-alumno debe de ser un ambiente de amor, comprensiòn,confianza, no debemos de llegar a ponernos una màscara de docente regañon,amargado, gritòn ya que esto hace que los niños nunca nos lleguen a tener confianza y siempre nos tengan miedo.
    Debemos de poner reglas eso si es de mucha importancia principalmente el respeto porque cuando se pierde este valor todo se vuelve un caos.
    Algo parecidio vive mi mamà ya que ella es educadora y en su centro de trabajo hay una compañera de ella que como dice la maestra anterior no les des tanta confianza, ella trata a los niños como si fueran soldaditos, no deja que toquen el material didàctico que envían a la escuela, los regaña si se ensucian el uniforme, cuando les pone una ronda por ejemplo, les grita porque lo hacen mal, los tienen todos con miedo, en cambio no es por alagar a mi mamà pero ella es totalmente diferente ella a creado un ambiente de amor con sus alumnos ya que una ves al mes los lleva a jugar al campo, los deja ser libres, que interactuen entre ellos mismos, todos llevan su almuerzo y se pasan un dìa espectacular en el campo, esto lo ven los otros niños y tambièn quisieran que su maestra los tratara asì, eso si cuando se trata de trabajar a trabajar pero tambìen hay que dejar que los niños se sientan queridos por los maestros, ya que la escuela es la segunda casa de la vida y asì como en esta debe de haber un espacio armonioso y lleno de felicidad ¿nocreen?

  54. Mayra Rocha said,

    septiembre 6, 2009 a 1:15 am

    Es indiscutible que la labor de un profesor hacia sus alumnos no solo se debe limitar al aprendizaje escolar,si no tambien se adquiere el compromiso moral de ser fomentadores de su educación, en sociedad con los padres, y que se vuelva una retroalimentación diaria entre maestro-alumno.
    Así mismo el tema de la confianza es algo que no podemos pasar desapercibido, no podemos tratar a los niños con indiferencia enfocandonos estrictamente al plano profesional, en la medida que nosotros los tratemos más como las personas racionales que son y les demostremos confianza y apoyo, podremos lograr que ellos se desempeñen mejor y optimizen sus aptitudes.

  55. Luis Alfredo Mohedano Cruz said,

    septiembre 6, 2009 a 3:55 pm

    Yo pienso que el respeto es la base de toda buena relacion, pero claro hay que dar a los alumnos un cierto tipo de atencion ya que si solo vamos a salones a enseñar y nos vamos el alumno no se va a ver identificado con el maesttro y va generar muchas desconfianza por eso hay que saber definir lo que es el respeto asia el docente y el respeto asia los alumnos. Un maestro no solo es aquel que enseña a leer, sumar, etc. sino aquel que forma gente que pueda vivir en sociedad, por eso es importante una relacion entre maestros y alumnos sin dejar a un lado el respeto.

  56. septiembre 6, 2009 a 4:05 pm

    Bueno la verdad yo pienso que este articulo nos da mucho en que pensar. Porque para que haya una buena relación maestro-alumno tiene que haber confianza, el maestro debe de tratar de conocer a sus alumnos pero hasta un cierto limite, marcandole reglas y más que nada teniendo respeto. A un niño se le debe de decir en donde estan mal, pero siempre y cuando al decirle no llegue a herir sus sentimientos, porque ya estaria perdiendo esa confianza y respeto que le tenian sus alumnos.

  57. Alma Yazmín Morgado Pérez said,

    septiembre 6, 2009 a 6:26 pm

    Pues cuando leí el titulo, dije, esa frase la escuchamos todos los días, y pues decimos que cuando le damos toda la confianza a los demás, nos pagan mal, pero en este caso es muy importante e indispensable que los alumnos tengan mucha confianza con sus maestros, porque asi se da una mejor relacion para aprender mejor, por decir, si los maestros siempre estan enojados o no dejan que sus alumnos hablen de sus sentimientos, pues esos alumnos tendran miedo a decir lo que les pasa, en cambio si tenemos mucha confianza y les damos un mejor trato, claro sin que se pasen de listos, pues entonces todos saldremos ganando, lo mas importante que debe tener un maestro es el amor por sus alumnos y unsa de las bases es le confianza y la comprensión.

  58. Daniel Hidalgo Casanova said,

    septiembre 6, 2009 a 8:12 pm

    Una relación de maestro-alumno debe de ser de amor, lo acabamos de ver en el curso de inducción, y si no hay confianza no puede existir esa relación. Claro debe de existir una línea de respeto para que las cosas funcionen de la mejor manera, pero mucho más importante la confianza y la comprensión del profesor hacia el estudiante.
    El alumno debe sentir esa seguridad con el maestro de poder hablar con el, teniendo la seguridad de que no será “traicionado”.
    Pienso que nunca dejamos de aprender, aun siendo profesores o estudiantes normalistas podemos aprender demasiado de los niños.

  59. MA. DEL ROCIO VARGAS SOTELON said,

    septiembre 6, 2009 a 9:42 pm

    pienso que la maestra no se referia al hecho de poner una linea en la que ella es solamente la que les imparte clases y los niños solo los receptores de la informacion como si fueran simples maquinas.

    si no al hecho de que por ser pequeños a veces no alcanzan a comprender muchas cosas y suelen mal interpretarlas. por ejemplo: cuando el niño le puso un apodo a otro compañerito y la maestra le dice que esta mal pero por esa vez le pasarà el castigo.

    con esta accion pueda que el niño no yegara a comprender lo que pudo haber lastimado u ofendido a su compañero y el por el contrario se pone feliz al no haber tenido consecuencias

    por eso los maestros deben de tener en cuenta que los niños merecen respeto , comunicacion, confianza, un buen ambiente de trabajo donde se sientan a gusto pero tambien enseñarles que asi como ellos todos los demas integrantes de la sociedad tambien merecen el mismo trato que ellos

  60. Nancy Anali Flores Cruz said,

    septiembre 6, 2009 a 11:45 pm

    La reflexión a la que nos conlleva la lectura es muy significativa, el hecho de que la relación maestro-alumno se base en en un ambiente de confianza, pero sobre todo en un ambiente de respeto, es la base principal sobre la cual el alumno aprenderá a confiar en si mismo, tendra la capacidad de creer en el y el hecho de que el docente no deje escapar estos pequeños detalles, como son el corregir los pequeños errores que un niño aprende en su ambiente social; serà muy satisfactorio tanto en lo personal como en lo profesional. No dejando, eso si, el respeto a un lado, cuando se quiera dialogar.

  61. Anai Galicia Silverio said,

    septiembre 7, 2009 a 3:05 am

    De cierta forma cuando se presenta un maestro nuevo ante un grupo es de suma importa que exista una muy buena comunicacion ya que asi los alumnos tendran cierta confianza con el maestro, la cual es muy importante ya que el alumno podra preguntarle al maestro alguna duda que tenga y no sentir miedo e incluso rechazo.
    Quiza en el futuro se le presente algun problema y si no existe una relacion amistosa con el maestro como va a externar que es lo que lo aflige e impida concentrarse en sus estudios.

    Asi que maestros no etiqueten a sus alumnos antes de tiempo…
    y den lo mejor de si…. no creen miedo 😀 con esto no quiero decir que permitan que sus alumnos hagan relajo porque es necesario una llamada de atencion …. hay que enseñar lo que es correcto y tambien lo que es malo.

  62. delsy leòn said,

    septiembre 7, 2009 a 10:42 pm

    Hola profesor espero que estes usted muy bien , soy del CREN , 1o. B primaria, he leido esto porque ustes lo ha pedido definitivamente porque de otra manera no hubiese descubierto este blog. me ha gustado mucho este pequeño artìculo muy reflexivo, tiene mucha razòn en la relaciòn que se debe de formar entre el maestro y alumno, sabe me gustaria tener mas tiempo para terminar de lleer los articulos que empeze primero, pero le prometo en cuanto tenga tiempo y dinero analizare bien toodas sus reflexiones. Creame que es muy interesante, y que bueno que haya gente como usted que ocupe esta maravillosa red para algo bueno.

  63. Maricruz said,

    septiembre 7, 2009 a 10:48 pm

    Me parece que es importante que entre alumno-maestro se de la relacion de comunicacion, no digamos muy estrecha, pero si lo suficiente para que se pueda llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje, conocer al alumno en cuanto a su entorno, sus costumbres, para aprovechar al maximo sus capacidades, asi como tambien el maestro genere confianza, porque como se dice por ahi, la escuela es nuestra segunda casa, por lo tanto debe de haber un ambiente agradable.

  64. esther said,

    septiembre 7, 2009 a 11:15 pm

    Este articulo, nos conlleva a pensar en la verdadera función que el maestro debe desempeñar, porque si bien es cierto que debe haber una buena relación maestro-alumno, tambien debe existir cierto repeto…el “eros pedagogico” que el maestro debe mostrar a sus alumnos les inspirará a estos una confianza hacia su profesor que permitira la fluidez en el grupo, existira armonia, y a su vez respeto.
    Decia al principio que podemos comprender la verdadera funcion que hace el maestro porque desde cierto punto debe crear un ambiente de respeto, pero de la misma forma interesarse en lo que respecta a los niños,ser amigo de ellos; así también, pienso que debe tener ciertos principios que le permitan mantener el respeto y el orden……para que los niños puedan “aprender a aprender”

  65. ABRAHAM GARCIA said,

    septiembre 7, 2009 a 11:58 pm

    BUENO LO Q PIENSO Q LOS ALUMNOS APRENDEN EN LA CASA PERO EN LA ESCUELA VAN A APRENDER CORRECTAMENTE COMO SE DICE O HACE UNA COSA Y POR ESO ALOS MAESTROS LOS CAPACITAN.

  66. susana de jesus morales said,

    septiembre 8, 2009 a 12:36 am

    ANTES QUE NADA BUENAS TARDES PROFESOR VIDAL PULIDO:
    YO SELECCIONES ESTE ARTICULO DADO AQUE ME PARECIO ALGO CHUZCO, PERO UNA VEZ LEIDO Y COMPRENDIDO LA LECTURA EN CUESTION, ME DI CUENTA; QUE ESTO EXISTE HOY EN DIA, Y QUE EN OCASIONES LO TOMAMOS SI IMPROTANCIA,PERO SI NOS PONEMOS HA ANALIZAR NOS DAREMOS CUENTA DE QUE TODO ESTO ES VERDAD,QUE LA CONFIANZA ES PUNTO PRIMORDIAL, PARA QUE UN NIÑO SE DESEMBUELVA AL 100%, YA QUE ES MEJOR TRABAJAR CON UN DOCENTE QUE NOS DE CIERTA CONFIANZA, ACLARANDO ESTO: “CONFIANZA EN LO PROFECIONAL ¡MAS NO EN LA VIDA PERSONAl! TAL VEZ LA PERSONA QUE SE MANEJA EN LA LECTURA, MAL INTERPRETA ESTOS DOS CONCEPTOS, PUES SE PUEDEN DAR DIVERSOS PUNTOS DE VISTA ACERCA DE LA CONFIANZA:1;DE CONTAR NUESTRAS VIDAS PERSONALES,2 SERIA PARA QUE TE ACERQUES A UNA PERSONA, EN SI ES COMO SE DEMUESTRA LA PERSONA; AMABLE, SIMPATICA,AMOROSA Y DE MAS CUESTIONES.
    ¡BUENO PROFESOR ESPERO QUE MI COMENTARIO SE DE SU AGRADO ME DESPIDO DE USTED CON UN CORDIAL SALUDO!

  67. Alba Lucero said,

    septiembre 8, 2009 a 1:00 am

    Buenas tardes antes que nada la verdad acerca de esta reflexion que nos hace dar cuenta que en cierta parte ese dicho no debe ser aplicado en la relacion docente alumno ya que uno como docente debe de brindarle la mayor confianza y seguridad al niño para que el pueda confiar en su maestro de una buena manera.
    Cabe destacar que en cierto punto uno como docente debe poner sus limites pero de igual manera aprender a involucrarse en lo que gira entorno al niño.

  68. BERTIN HERNANDEZ said,

    septiembre 8, 2009 a 3:19 am

    Muy buena refrlexion!… En especial porque me puedo dar cuenta y creo que la relacion maestro-alumno es muy importante y fundamental en el ambito educativo; porque de esta esta manera se crea un ambiente de confianza del alumno hacia el maestro permitiendo que exista una mejor comunicacione entre ambos, quitando cualquier barrera que pueda existir para que el niño se exprese con toda libertad hacia su maestro; claro siempre y cuando exista ese respeto entre ambos. Esto habla muy bien del maestro porque quiere decir que el maestro se interesa por sus alumnos no solo en el ambito intelectual sino tambn emocionalmente es decir que el buen maestro no solo se conforma con impartir su enseñanza o dar su clase sino que trata de involucrarse mas con el alumno para que este se desarrolle por completo sin temores que puedan reprimirlo haciendo que su desempeño no sea el adecuado pues hay maestros que quieren ganarse el respeto a base de regaños o castigos creando en lugar de respeto miedo en sus alumnos y desafortunadamente aun hay maestros que estan en este error.

    Por ultimo debemos preocuparnos por hacer conciencia que el buen desempeño del alumno tambien depende mucho del maestro y nunca ay que pensar que SI LES DAMOS LA MANO ELLOS TOMARAN EL PIE sino todo lo contrario porque el buen maestro siempre dejara algo positivo y una huella imborrable en la vida del alumno que perdurara para toda su vida.

  69. Flor Daniela Cruz Pèrez said,

    septiembre 8, 2009 a 3:43 am

    La confianza entre maestro/alumno es de suma importancia si esta no existiera no abría interacción la cual es tan importante ya que ayuda al alumno a no tenerle miedo al maestro y poder preguntarle sus dudas.

    La expresión le das la mano y se toman el pie, llega a ser precisa cuando se arrebaza el límite de confianza entre ambos, con esto no digo que la confianza este mal sino que debe tener cierta medida ya que como maestros no debemos olvidar que somos la persona que los va a guiar y si llegamos al grado de ponernos al tú por tú, cuando se requiera tomar el control el alumno no va a reaccionar de la forma correcta.

    Tener un ambiente adecuado de confianza dentro del aula es favorable, el alumno puede así tomar la iniciativa de preguntar sin temor, lo cual propiciara un mejor aprendizaje.

    Enseñar abarca mucho, y esto quiere decir que no solo el maestro nos enseña lo que están en los libros de texto, sino también nos ayuda a formarnos como personas ya que si al alumno se le corrige a tiempo dentro un desarrollo más optimo y se verá reflejado más adelante, en esta caso corregir al alumno no solo lo beneficiara a èl sino que a todos aquellos que cometen el mismo error sin ser detectados lo corregirán y si como es en el caso de que el error viene de la familia eso le servirá para no cometer los mismo errores y en este caso como dijo la maestra ayudar a sus padres a pronunciar mejor o más bien adecuadamente.

    Esto nos ayuda a entender y sobre todo fomentar la confianza entre alumno/maestro o viceversa ya que está comprobado que esto hará que tanto la enseñanza como el aprendizaje sea enriquecedor y óptimo.

  70. BERTÍN HERNÁNDEZ ESTEFES. said,

    septiembre 8, 2009 a 5:04 am

    Muy buena reflexión!… En especial porque me puedo dar cuenta y creo que la relación maestro-alumno es muy importante y fundamental en el ámbito educativo; porque de esta manera se crea un ambiente de confianza del alumno hacia el maestro permitiendo que exista una mejor comunicación entre ambos, quitando cualquier barrera que pueda existir para que el niño se exprese con toda libertad hacia su maestro; claro siempre y cuando exista ese respeto entre ambos. Esto habla muy bien del maestro porque quiere decir que el maestro se interesa por sus alumnos no solo en el ámbito intelectual sino también emocionalmente es decir que el buen maestro no solo se conforma con impartir su enseñanza o dar su clase sino que trata de involucrarse mas con el alumno para que este se desarrolle por completo sin temores que puedan reprimirlo haciendo que su desempeño no sea el adecuado pues hay maestros que quieren ganarse el respeto a base de regaños o castigos creando en lugar de respeto miedo en sus alumnos y desafortunadamente aun hay maestros que están en este error.
    Por último debemos preocuparnos por hacer conciencia que el buen desempeño del alumno también depende mucho del maestro y nunca ay que pensar que SI LES DAMOS LA MANO ELLOS TOMARAN EL PIE sino todo lo contrario porque el buen maestro siempre dejara algo positivo y una huella imborrable en la vida del alumno que perdurara para toda su vida.

  71. monica said,

    septiembre 8, 2009 a 2:32 pm

    Pues ciertamente como dice el articulo se debe de dar la confianza suficiente a los niños, pero no por eso se les va a permitir que falten al respeto y por eso se les debe de hablar desde un principio como dirigirse a la maestra en lo que vayan a hacer, por que si le quitan la oportunidad de darles confianza el niño no podra quitarse de las dudas que tengan de la clase. Asi es que mejor deben de tener comunicacion con sus alumnos y llamarles la atencion cuando se requiera y no limitar la confianza que se pueden tener, por que si se les niegan su confianza los pueden llevar por un camino de inseguridad, miedo por lo mismo que no pudo expresar lo que pensaba.

  72. LORENA HERNANDEZ CUERVO said,

    septiembre 8, 2009 a 3:40 pm

    Creo que al elegir la carrera o bien la especialidad a la que ha de dedicarse la persona tiene que aprender de ella,ya que si al convivir con niños debemos tener una interaccion mas fuerte por que formaran en ellos una vision de lo que es relacion alumno- profesor y viceversa y al privarlos de la confianza esta poniendo una barrera.
    Aunque tambien hay un limite en esta barrera, para que siempre haya respeto para las dos personas. Enseñando las palabras correctas y las formas de actuar con cada persona, y aunque esto deben enseñarlo en casa tambien el profesor puede contribuir!!!

    Muy buenos articulos!!!

  73. BRAULIO HERRERA SÁNCHEZ said,

    septiembre 8, 2009 a 4:46 pm

    me parecio muy interesante el comentario de que les das la mano y te toman el pie, a mi umilde punto de vista creo que a los alumnos se les debe de dar la confiansa sino cuando el dicente tenga una duda no preguntara debido a la barrera que se forma al hacer un poco estricto o con otras actitudes.

    lo mas correcto seria darles la confianza aclarando que hay reglas o explicando cunado tengan un error tratando de que el dicente se sienta en confianza para que vuelva a preguntar, participar etc.

    no se como podriamos ser guias de los dicentes si ellos no nos tienen confianza.

    NOTA:me parecio genial su pag. espere mas comentarios mios por elmomento solo este.pertenesco al quinto semestre de pedagogia

  74. LIDIA SUSANA ARREGOITIA LOYA said,

    septiembre 8, 2009 a 4:56 pm

    ¿Porque es importante tener confianza? uno a otro, porque no siempre es lo que parece o lo que cuentan, las cosas pueden ser diferentes ya que no todas las personas son iguales o son lo que aparentan. Es como se ha reafirmado ese contacto entre ellos claro que con cierto respeto del cual todos podemos aprender diversas cosas y buscar la forma de expresarse, yo he tenido algunas casos parecidos no con alumnos pero si con otras personas.

  75. jesica martinez vera said,

    septiembre 8, 2009 a 7:54 pm

    mi comentario acerca de esto al iniciar en una clase llegar seria, no exageradamente, si darles un poco de confianza a los niños porque si desde que llega un maestro o maestra muy seria pues los niños se fijan en lo fisico el como se esta portando las formas de hablars si les habla fuerte, despacio o suave. debido a esto los niños sienten que hay un limite entre maestro y alumno por lo tanto es la autortidad en el salon y los pequeños no pueden decir nada. debe de aber confianza entre maestro-alumno y asi el alumno podra desenvolverse mucho mejor en las clases sin temor a equivocarse, si se equivpoca se le dice cual es la palabra correcta sin que sus compañeritos se buerlen y asi podemos aprender de todos y el maestro aprender de los alumnos.

  76. julio encarnacion hernandez arteaga said,

    septiembre 8, 2009 a 10:14 pm

    Me parecio muy interesante el texto ya que nos habla de la confianza que debe haber dentro de la educacion y mas que nada del deocente con el dicente, con esto no quiero decir que la confianza sea un problema en donde el dicente quiera ponerse al tu por tu con el docente, sino que sea en donde el alumno tenga la confianza de resolver sus dudas y prenguntarle sin temor al profesor.

  77. Guilebaldo said,

    septiembre 10, 2009 a 12:47 am

    si, me parecio interesante eso de que los niños toman una confianza muy rapido, por eso como maestros tenemos k desarrollar diversas estrategia para ganarnos la confianza de los alumnos y asi tambien que estos mismos nos falten el respeto o no nos pongan atencion, tenemos que dar le al niño la confianza necesaria para que tenga un desenvilbimiento bueno en el aula y asi optenga un buen aprendizaje

  78. Santa Clara said,

    septiembre 11, 2009 a 5:01 pm

    creo que es muy importante establecer confianza con los niños desde el primer dia que uno se para en un aula, esto por que creo que si, fuesemos nosotros los niños no nos gustaria que una maestra no confiara en nosotros, aparte por que como lo dice Fernando Savatier en su libro de Etica para Amador, nosotros debemos tratar a las personas como humanos, cono nos gustaria que nos traten, siempre hay que ponernos en el lugar del otro, que tal si fueramos nosotros los niños no nos guataria que se expresaran de esa forma de nosotros o si?. a y sobre la expresion que ellos tengan, yo pregunto para que estamos los maestros, si no para corregir los errores o vocabulrio del aumno?¿no?

  79. Yanira Constantino Salas said,

    septiembre 12, 2009 a 1:20 am

    Considero que la confianza entre el maestro-alumno es muy importante siempre y cuando exista un respeto de por medio, en el cual el docente pueda darse a respetar para que sea respetado por sus alumnos.

    muchas veces nos quejamos del poco interes que presentan los alumnos para entender la importancia que tiene adquirir conocimientos sin embargo no nos damos cuenta de que el desinteres por aprender es principalmente porque no tomamos en cuenta los intereses y habilidades de los alumnos y esto los perjudica en gran manera.

    Por eso considero que dentro del ambito educativo es importante crear un ambiente de confianza donde el niño pueda con toda libertad expresar lo que piensa y siente sin temor a ser regañado o criticado para que asi pueda obtener un aprendizaje significativo en cada una de las tareas que realice.

  80. adriana irais gonzalez gutierrez said,

    septiembre 12, 2009 a 1:25 pm

    mi punto de vista es que la maestra hiso lo correcto en el momento correcto ya que recordando la educación de los niños es diaria y no presisamente solo en el salón recordando tambíen, sin olvidarnos tambien que el niño es un diamante en bruto y que junto los padres con los maestros y el mismo ambiente que lo rodea lo ira puliendo conforme el tiempo y conforme a sus necisedades y oportunidades.

  81. silvina silveth ayala ramirez said,

    noviembre 20, 2009 a 7:26 pm

    bueno pues antes que nada siempre se debe de tener una relacion de confianza y respeto con los alumnos a ellos les agrada que el maestro sea su amigo, eso no quiere decir que habra desorden . silvina

  82. ELAINE said,

    noviembre 21, 2009 a 12:32 am

    la verdad es que debemos de brindar confianza y tener confianza entre nosotros mismos para poder tener una buena relacion alumno-maestro, ya que esto permite un buen desenvolvimiento por parte del alumno tambien es bueno que un docente le haga ver al alumno la confianza que debe de tener y no apenarse cuando el docente tiene la oportunidad de explicar el modo adecuado de decir las cosas ya que esto motiva a tener buenos modales.

  83. ma. del rosario de la cruz reyes said,

    diciembre 12, 2009 a 4:37 pm

    Para llegar a obtener un desarrollo pedagogico debe mostrarse la calidad humana y una exelente relacion entre maestro alumno, donde el maestro debe conocer asus alumnos y de mostrarse como un compañero mas y que el tambien puede equivocarse como el, dende el alumno pueda sentirse enconfianza, seguro, agusto de aprender.

  84. J. Esbeidy Lucas Martinez said,

    febrero 25, 2010 a 8:24 pm

    Uno como docente debe siempre a bien llevar la relación maestro-alumno esto con el fin de ganar confianza y de esta manera se pueda acercar a ti sin temor alguno para la solución de sus problemas o dudas en el desarrollo de sus actividades dentro y fuera del plantel educativo, a mi muy particular punto de vista el maestro debe de convertirse en el mejor amigo del alumno.

  85. MARISA said,

    marzo 9, 2010 a 4:24 am

    hola, despues de un buen rato
    de no dejar comentario, lo voi a hacer pues la lectura se muestra muy interesante, ya que nos habla de unas de las cuestiones con las que nos vamos a enfrentar a nuestra practica docente en cuanto a la comunicacion y confianza, maestro-alumno, este es el principal factor que va a delimitar el buen aprendizaje de los educando para ello, nosotros debemos de mantener una buena comunicacion maestro-alumno, para que se rindan fruos productivos.

  86. AKSAN said,

    abril 6, 2010 a 5:19 pm

    POR CASUALIDAD ENCONTRE ESTE BLOG, Y EH ENCONTRADO ESTE SITIO DEMASIADO INTERESANTE.

    POR EL MOMENTO, SOLO FELICITO A LOS PARTICIPANTES Y COLABORADORES, YA QUE PASO DE MANERA RÁPIDA, ESPERO REGRESAR PARA APORTAR ALGUNA EXPERIENCIA INTERESANTE O UNA CRITICA CONSTRUCTIVA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: