La tarea de los Padres y la Escuela

Hace algunos años vino Fernando Savater a México y en una charla transmitida por televisión le escuché decir que muchos padres se jactan de ser amigos de sus hijos y él invitaba a reflexionar sobre si ser amigos no estaba implicando una renuncia a ser padres, porque ser padres implica a veces “enojarse con sus hijos y que ellos también se enojen con nosotros”.  Él ve que ser amigo es más permisivo que ser padres y a veces tiene consecuencias que no van del todo bien con la formación de los hijos.

Me gusta mucho un ejemplo que Savater daba: Un padre de familia ve que en la esquina de la calle está su hijo con otros adolescentes tomando una cerveza. Su papel de amigo le lleva a pensar que él tambiém cuando fué joven  tomó cervezas y entonces se pone en su lugar y decide que se la pueden tomar en casa platicando juntos, que no hay problema. El papel de padre le llevaría a llamarle la atención pues es apenas un adolescente, lo cual molestaría al hijo y seguramente se enojaría con él y tal vez discutirían. Sin embargo, dice Savater, ese es el papel del padre, formar a los hijos a veces a pesar de ellos mismos. Eso dice Savater, podemos estar de acuerdo o no con él pero sería conveniente reflexionar sobre ello.

 Creo que habría que decir que los padres de familia requieren mucho apoyo para cumplir con su tarea. A la escuela le corresponde aportar su granito de arena. A eso vamos ahora: Creo que lo que pueden hacer las escuelas  sean jardínes de niños, primarias, secundarias o preparatorias, es lo siguiente:

1. Organizar y echar a andar la Escuela para Padres; el programa de escuelas abiertas en verano es una buena oportunidad para ello. También se puede hacer durante el ciclo escolar.

2. Publicar un boletín para padres donde se den a conocer las actividades de la escuela, sus  normas,  sus procesos y orientaciones sobre lo que ellos pueden hacer por los aprendizajes de sus hijos

3. Realizar actividades conjuntas entre padres e hijos, las sesiones de matrogimnasia son un ejemplo y  son ideales para ello.

A continuación comparto con ustedes un video, en dos partes, de Emilio Calatayud quien es Juez de Menores Número 1 de Granada España y que tiene una muy peculiar e interesante forma de mirar la justicia; ha alcanzado renombre mundial por el tipo de sentencias que aplica como:  condenar a los menores a aprender a leer y escribir,  ayudar a escribir un comic, repartir comida a los más necesitados, por citar solo tres ejemplos. Tiene mucho que aportarnos sobre la educación de los menores, el papel de los padres y de las escuelas. Espero que disfruten los videos y que, sobre todo, sirvan de mucho para enriquecer nuestra formación profesional y humana. Que así sea.

Agradezco sus comentarios al artículo y a los videos. Cordialmente José Luis Vidal Pulido.

PRIMERA PARTE:

 SEGUNDA PARTE:

Anuncios