No se vale tocar, solo ver. ¿A los cinco años?

A Frédéric Chopin
Un Gran Ejemplo de cómo la tristeza, la nostalgia y la melancolía pueden traducirse en una fuerza motivadora. Desde mi ordenador un agradecido homenaje por tu música.
  

Hace como un mes asistí a una reunión de trabajo a la ciudad de Xalapa. A unos metros de la entrada del auditorio donde  se llevaría a cabo el evento, estaba uno de los vehículos del Proyecto Vasconcelos, preperándose para entrar a él estaba un grupo de Niños de un Centro de Educación Preescolar  de la localidad con su Maestra y los instructores académicos del proyecto. Habían dispuesto de una mesa justo antes de abordar la unidad con una muestra de materiales de trabajo, todos ellos manipulables. 

 Los chicos mostraban una gran inquietud y en medio de la algarabía propia de los niños se acercaron a la mesa y atraidos por los materiales comenzaron a tocarlos y admirados hacían comentarios a los demás. Justo en este momento se escuchó la voz de la profesora y con un tono que rayaba en el grito les pidió que guardaran silencio y que hicieran una fila, indicándoles “no se vale tocar, solo ver”.

Cualquier teoría del aprendizaje o del desarrollo que revisemos nos dice que el aprendizaje del niño en sus primeros años tiene que ver con su pensamiento concreto; para poder cuestionarse, reflexionar, imaginar y generar ideas requiere tener presente el objeto y no solo para observarlo sino para entrar en interacción con él.  El objeto por sí solo frente al sujeto que aprende no sirve como mediador del aprendizaje, no es a través de un acto meramente contemplativo como se construye el conocimiento, se trata como decía Freire (1975) de una acción mediatizada por el mundo; el objeto es un instrumento cuya función es desencadenar el desarrollo cognitivo. Al respecto quisiera compartir con ustedes algunas reflexiones:

  1. El primer impulso de los niños cuando están frente a un objeto es tocarlo y preguntar, dos momentos decisivos para el aprendizaje que si los evitamos es quitarles la oportunidad no solo de aprender sino de propiciar la curiosidad intelectual que es seguro que lleve al desarrollo cognitivo. Tocar el objeto es sinónimo de cuestionarse acerca de él, de apropiarselo. ¿temor de que lo vaya a romper o a maltratar? Para ello debe estar el adulto cerca de él para responder sus preguntas, para hacerle interrogantes, para explicarle de sus características. Que a veces es inevitable es muy cierto. No hay en la historia de la humanidad genio que haya conservado intactos sus juguetes. Si es el precio para el desarrollo intelectual, vale la pena.
  2. El papel del profesor (y de los padres de familia) es satisfacer las dudas de los niños, procurando ofrecer explicaciones no muy  simples ni evasivas, sino reales y que estimulen la curiosidad y sus procesos cognitivos.
  3. Muy al contrario del “no se vale tocar, solo ver” la recomendación  sería “Se vale tocar y preguntar”, y si se diera el caso de  algún niño ya “educado” para no tocar ni preguntar entonces el profesor (y padres de familia) deben invitarlo a manipular el objeto y lanzarle preguntas atractivas que despierten su interés y estimulen su expresión, reflexión y análisis.
  4. Vigotsky (2000) se ha referido (ya lo hemos dicho en otros apuntes de esta publicación) al uso de instrumentos y ha hablado de la mediación instrumental: aprender a partir del uso de objetos; de hecho hay quien afirma que la inteligencia se mide por el uso de instrumentos para resolver problemas, tomando como base el origen latino de la palabra: inteligere, compuesta de intus (entre) y legere (escoger); por lo que podemos deducir que ser inteligente es saber elegir la mejor opción entre las que se nos brindan para resolver un problema
  5. Cuando los niños miran un objeto inmediatamente tienen el deseo de entenderlo, y manipularlo es la mejor forma para ello. El trabajo en el aula debe incluir los contenidos dentro de situaciones naturales que impliquen el enfrentamiento del niño a tareas que se asemejen a las complejas situaciones de la vida real y ello implica la interacción de los niños con objetos reales.
  6. Evitar que los niños entren en contacto con los objetos porque los vayan a maltratar o vayan a decir algo los demás o simplemente porque creemos que no deben ser “tentones”, solo estamos mostrando nuestro lado oscuro de la enseñanza pues  “…para saber enseñar hay que saber cómo se aprende” (Fernández, 2010). Si se trata de un objeto muy delicado o peligroso para el niño hay que ayudarle con sumo cuidado a tocarlo y explicarle las razones de ello.
  7. Aún los adultos necesitamos tocar los objetos, por ejemplo: al mostrarnos una camisa o blusa no basta que nos digan que es de algodón, inmediatamente la tocamos. Aún cuando estamos en posiblidades de realizar abstracciones cuando nos enfrentamos a una situación nueva quisiéramos que nos la explicaran “con bolitas y palitos” y que nos dejaran “tocar para entenderlo mejor”.
  8. Interactuar con la realidad es la base del aprendizaje, cuestionar la realidad y recrearla para entenderla es el cuerpo, desarrollar procesos cognitivos y generar conocimiento es su expresión máxima.

 Pedir a un niño de cinco años que no toque y sólo observe es atentar en contra de su naturaleza y de su derecho a  aprender.

Ojalá y este apunte sea de utilidad. Espero puedan disponer de un momento para compartir con el mundo sus comentarios y aportaciones. Que así sea.

Cordialmente: José Luis Vidal Pulido

REFERENCIAS:

– FERNÁNDEZ BRAVO, JOSÉ ANTONIO (2010) Neurociencias y Enseñanza de la Matemática. Prólogo de algunos retos educativos, Revista Iberoamericana de Educación No.  51/3 – 25 de enero de 2010

– FREIRE, PAULO ( 1975). Pedagogía del oprimido, 1ª. ed. 16ª. imp., siglo XXI editores, México.

– VIGOTSKY, L.S., ( 2000). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores, 1a. edición, editorial Crítica, Barcelona.

Anuncios

45 comentarios

  1. Virginia Elizabeth Cobos Patiño said,

    febrero 1, 2010 a 4:20 am

    Mtro. Vidal:
    Como siempre causa impacto escuchar relatos como el que nos comparte. A veces uno se pregunta si los profesores como la que menciona nunca fueron niños o en que momento olvidaron lo que significa la curiosidad infantil, el deseo natural por tocar, manipular. Será que la profesora en cuestión no ha escuchado el slogan tan conocido: “Toca, juega y aprende” que caracteriza al más popular de los museos interactivos de nuestro país, el “Papalote”, del cual se han derivado otros donde los niños y sus padres y abuelos y los tíos nos podemos gozar del placer de apretar botones, experimentar texturas, manipular objetos, mojarnos con enormes pompas de jabón y otras delicias más que ocurren cuando visitamos el “Rehilete” de Pachuca, el “Trompo” de Guadalajara, el “Imagina” de Puebla y el maravilloso “MIX” de Xalapa.
    Precisamente en el Foro Mexicano para la Cultura http://www.foromexicanodelacultura.org/node/402 puede leerse un artículo que concuerda con sus aportaciones relativas a la trascendencia de fomentar distintas experiencias sensoriales cuando un niño puede acercarse al objeto de conocimiento como lo que se promueven en los museos interactivos.
    Tonucci, Francesco en su texto “¿Cómo introducir la investigación escolar?”, en Investigación en la escuela, núm. 43, Sevilla, Díada (2001) se responde a esa pregunta señalando que los profesores limitamos la curiosidad innata en los niños que representa la semilla de la investigación. Un niño al que no se le permite tocar de inmediato se le frena en su necesidad de explorar y comprender el mundo que le rodea.
    En el bloque II de Taller de Diseño de Actividades Didácticas I de la Licenciatura en Educación Preescolar se analiza el trabajo centrado en el desarrollo de las capacidades cognoscitivas y en el desarrollo integral de los niños; se hace énfasis a las futuras educadoras de la trascendencia del juego como herramienta fundamental de aprendizaje de los niños.
    En fin Mtro. Vidal, mucho hay que decir al respecto, pero concluyo diciendo, lo que no se vale es limitar a los niños porque es como cortarles las alas a las aves.
    Con respeto y reconocimiento a su esfuerzo académico
    Virginia Elizabeth Cobos Patiño

  2. rosa avila castillo said,

    febrero 1, 2010 a 3:45 pm

    cosidero la importancia del acercamiento del niños con todo lo que lo rodea, el poder permitir que observe, manipule, identifique, discrimine, critique, selecciione emita sus propios juicios, evalue, con lleva a que sus conocimientos sean amplios pero que se promueva el poder hacer, saber, conocer, crear, es importante la interaccion con su contexto . pero que pasa los docentes no permitimos todas estas situaciones, realmente no comprendemos lo significativo que es para el niño, y no nadamas a la edad de cinco años, más pequeños de edad tambien coartamos toda inquietud que se despierta en el pequeño. debemos dejarlos ser.

  3. Genaro de Jesús Cruz Lucas said,

    febrero 1, 2010 a 7:30 pm

    Mtro. Vidal
    Le agradezco la oportunidad de realizar un comentario del articulo que comparte con todos nosotros sobre el tema “No se vale tocar, solo ver”, desafortunadamente no solo se impide al niño el tocar y explorar en las escuelas, eventos de museos, si no también en los hogares; esto me hace hace recordar cuando mi sobrino de 6 años, frecuentemente visitaba mi cuarto y me pedia prestado una carro patrulla electrico que he coleccionado por el espacio de 15 años; la reaccion de sus padres, tios y demas familares me decian que no se lo prestara porque lo iba a “DESTRUIR” y que no valia la pena ya que lo habia conservado por el espacio de muchos años.
    Me puse a reflexionar sobre lo que me dijeron los familiares y mi pensamiento se traslado con la persona o grupos de personas que diseñaron, ensamblaron este carro patrulla electrico; acaso ellos al momento de diseñarlo, emsamblarlo y todo el proceso que sucede hasta la venta misma fué pensando “esto es para que los adultos lo conserven por muchos años y no dejen que los niños lo jueguen, manipulen, desarmen y golpeen”, al tener una respuesta clara sobre lo que pensamos como adultos y ver la inquietud del niño se lo entregue y no habian pasado 5 minutos cuando el carro patrulla ya estaba desarmado jejeje, la sorpresa que me lleve dos dias despues, me lo regreso armado y funcionando otra vez, con el paso del tiempo mi sobrino se ha convertido en experto de arme y desarme de computadoras, habilidad con las matematicas, deportes etc, Pedir a un niño de cinco o seis años que no toque y sólo observe el carro patrulla como fue en mi caso verdadeamente es atentar en contra de su naturaleza y de su derecho a aprender.

  4. Norma Edid said,

    febrero 1, 2010 a 8:53 pm

    Hola maestro:

    Antes que cualquier comentario, aprovecho para saludarle. Me agradó mucho con tu artículo y no presisamente por el fundamento teórico que aporta, si no por la forma tan especial de presentarlo, y la enseñanza que me deja, ud sabe que soy mamá de una pequeñita de año y siete meses y le encanta tocar, muchas veces mis papás le quieren quitar los juguetes , porque “los va a romper…” “salieron caros y los va a descomponer…” y yo les insisto, si los compramos con la idea de que los van a destruir entonces mejor no comprarlos, pero yo quiero que los juegue, que los disfrute hasta que se canse de ellos, porque vi esa experiencia en una niña que su mami le tenia todas sus muñecas colgadas , porque “las va a descomponer”, se las voy a dar cuando “aprenda a cuidar” y yo pensaba, es ilógico que si efectuaron el gasto sea para tenerlas colgadas, y se me hace mas cruel que si la idea fue comprarsela a ella ahora las vea colgadas y no las pueda jugar, el trauma es mayor para la niña…. son cosas que a veces los adultos perdemos de vista, a esta edad aun realizamos acciones en las que como dicen las maestras que comentaron su artículo, se nos olvida lo que vivimos a esa edad.
    Lo que si se me hace completamente asombroso, es la razón por la que se originó su artículo, porque quiza mis padres o mi vecina, no conocen las teorías del aprendizaje, pero una maestra en algún momento de su formación como docente debió tener todas las lecturas de las teorías en sus manos que son la base del aprendizaje, como explica usted, para saber enseñar hay que saber cómo se aprende” (Fernández, 2010). …y si eso no lo tenemos claro como mediadores del aprendizaje, sería bueno hacer una evaluación para investigar el verdadero fin de la educación que estamos viviendo actualmente. Mtra Edid.

  5. ERASMO ARGUELLES ARGUELLES said,

    febrero 2, 2010 a 12:36 am

    MTRO. VIDAL.

    Es un gusto saber de Usted a través de este interesante artículo.
    Definitivamente la medida de las experiencias vividas por los niños es la medida de la calidad de sus aprendizajes. Cuando estos escuchan aprenden, cuando observan aprenden, pero aprenden más cuando escuchan, observan y hacen. El hacer implica tocar, sentir, armar, manipular, moldear, por lo tanto “se vale tocar” es una frase indicativa que encierra un mundo de experiencias. Puede dejar de tocar un adulto, pero no un niño que requiere de lo concreto para que lo abstracto cobre relevenacia. Podemos mostrar a un niño una masa de plastilina y decirle: “esto es plastilina” , pero para el niño el concepto quedó en lo abstracto. En cambio si mostramos al niño la misma masa de plastilia y le decimos: ” Toma, esto es plastilina”. El sólo hecho de tocar convierte lo absatracto en concreto. La plastilina ya no es unicamente un concepto, sino es textura, es olor y maleabilidad. Si vamos más allá y decimos al niño: “Toma, esto es platilina, has con ella algunas figuras” . El hacer, con eso que llamamos plastilina, se convierte en experiencias para el niño, en relación no sólo con el concepto, sino lo que se puede hacer con esa masa.
    El niño aprende con referencia de lo concreto y “se vale tocar” encierra entonces posibilidades de formación del pequeño.

    • Aurora Campos Aparicio said,

      febrero 2, 2010 a 3:51 am

      Hola Mtro. Vidal, me da gusto recibir este tipo de mensajes , que sin lugar a dudas es un espacio de intercambiar puntos de vista y que por cierto me agradan sus aportes porque nos hace recordar tantos sucesos que observamos pero que no los compartimos como usted lo hace. Es cierto solo se aprende haciendo uso de nuestros sentidos, ese es el conocimiento que se concretiza en un aprendizaje más significativo para nuestra vida, por ello la reforma basada en el enfoque por competencias centra su atención en el aprendizaje a partir de la interacción que realice el alumno con sus pares , con los objetos a estudiar con su entorno, es decir la manipulación y el contacto directo nos permite aprender. Como docentes y como padres de familia estamos comprometidos realizar nuestra tarea respaldada en teorías constructivistas- sociales en el que el estudiante ponga en juego procesos mentales para resolver un problema pero con responsabilidad. Nuestra labor se basa en el conocer el pensamiento del niño y así ofrecerle oportunidades de aprendizaje. No debemos atentar con la naturaleza de nuestros niños, ya sean hijos o alumnos. Mtra. Aurora

  6. Mercedes P. Guevara Velázquez said,

    febrero 2, 2010 a 5:00 am

    Mtro. Vidal

    Buenas Noches pues de antemano espero y se encuentre muy bien.

    La verdad en lo particular me impacto y me gusto mucho este articulo, pues tiene stued toda la verdad. A un niño pequeño nunca se le puede decir que no toque las cosas o que nos las agarre por que esta en su naturaleza de pequeño el hacerlo, y como usted nos dijo mientras uno les dice no lo hagas, más se nos mete el hacerlo. Y más en un niño pequeño, pues apenas esta empezando a conocer de las cosas y que mejor que interactuando con ellas. Por eso siempre es recomendable que uno como adulto no les prohiba las cosas, simplemente que les ayudemos a congeniarse con ellos, pues si les hablamos en un tono que no es el correcto, los niños pueden llegar a cohibirse y asi retrasar su desarrollo educativo.

    Me despido.

  7. Diana Iris Vázquez Díaz said,

    febrero 2, 2010 a 5:31 pm

    Maestro un cordial saludo.
    Es muy cierto que un niño aprende tocando o manipulando objetos, tomandolos quizá como herramientas. Es indispensable para ellos aprender a desarrollar ciertas habilidades manipulando instrumentos (juguetes) o ciertas “cosas” que se encuenta a su paso, armando o desarmando, observando cada una de las partes que componen al objeto, especulándose para que sirven o que utilidad tienen (claro que el padre de familia debe estar al pendiente de que no sea peligroso), ya que estos permiten despertar la curiosidad en el niño, viendo así para que le puede ser util y para que no, generando en él un aprendizaje y un desarrollo del mismo, adquiriendo experiencias que permitan reformar un nuevo aprendizaje y una nueva concepcion de lo que lo rodea, relacionando la resolucion del problema que presento con el objeto, con una nueva situacion.

  8. Delsy I. Leon Arteaga said,

    febrero 2, 2010 a 5:32 pm

    Hola Mtro. Vidal
    Gracias por compartir con nosotros estas lecturas, sabe, es increíble como existen educadores así.Recordé un artículo que habla de la represión en los niños, y este tipo de situaciones es muy determinante en cualquier sujeto, pero sobre todo en los menores ya que por querer seguir estereotipos o mantener una buena imagen o simplemente mantenerlos bajo control – y además no tener la información suficiente -podemos, como en el caso que planteó usted al principio de la lectura llevar al chico a rechazar representaciones, ideas, pensamientos que conllevan- entiendo yo-a que su aprendizaje no sea pleno…considero que como docentes y futuros docentes debemos respetar las fuerzas interiores del niño que lo dirigen a su propio crecimiento para que el pueda conocer sus capacidades y limitaciones…ya que el aprendizaje experimental y basado en la iniciativa propia se convierte en un aprendizaje signitficativo….

    Saludos

  9. IRMA ALICIA GOMEZ ALARCON said,

    febrero 2, 2010 a 6:07 pm

    Maestro Vidal
    Espero que se encuentre bien en estos dias que para nosotros son de descanso, este artículo llamo mucho mi atencion, los niños deben de aprender a través del contacto con los objetos que le rodean, se que es impulso de nosotros como mayores buscar que esten bien y que nuestras cosas se encuentren bien también pero lo importante es no coartar sus deseos por aprender, dejar que estimulen su autoconocimiento y eso nos corresponde a nosotros como profesores dentro del aula debemos hacer que nuestros alumnos se vuelvan autodidáctas y no caer en la educación tradicionaliste en donde el maestro cree que tiene todo el conocimiento, tal vez eso funcionó en el pasado, pero como aprendí en el primer módulo del diplomado las exigencias del mundo de hoy buscan a personas que no solo tengan gran cantidad de conocimiento sino que esten dispuestas a aprender y desarrollen habilidades y actitudes adecuadas, relacionando esto con el articulo entiendo que a los niños hay que dejarlos conocer lo que los rodea, en un articulo de la Revista Ibero Americana sept-dic del 2000, dice: ” los niños son aprendices naturales admirables, que apenas ingresan a la escuela empiezan a perder sus capacidades innatas para el aprendizaje autónomo” esto es muy cierto asi que no seamos nosotros quienes corten sus anhelos de aprender.
    Gracias por este articulo tan acertado que nos
    invita a ser mejores cada dia

  10. Anahi Marina Antúnez Aguilar said,

    febrero 2, 2010 a 7:52 pm

    Este articulo se me hizo de lo más interesante, ya que la mayoría de nosotros alguna vez nos dijeron esa frase, “no se vale tocar, solo ver” tal vez, como dijo usted, por que no se rompa o se dañe el objeto.

    Y con ello, me dio un consejo, ya que como la profesión que elegí es de ser maestra de primaria, me da una noción clara de como tengo que asociar cualquier objeto a los niños, de esa manera. Por ejemplo, si algún niño siente curiosidad y le presta atención a un objeto, dejar que lo toque porque con ello el niño va a poder razonar y fomentar la investigación del porque de las cosas. Además que si tiene alguna duda o pregunta, es mejor tratar de explicárselo en ese instante, a que se quede con alguna “laguna mental”.

  11. CARLA BERENICE TIRADO CRUZ said,

    febrero 2, 2010 a 8:19 pm

    Buenas tardes maestro:

    Qué artículo tan interesante, muchas veces con nuestros hermanitos o primitos siempre les decimos que no toquen eso o el otro porque como son muy pequeños lo pueden romper o causar alguna anomalía porque todavía no saben, pero hoy me doy cuenta que es el error más grande que podemos hacer con esos pequeños, ya que es en esa etapa donde ellos se encuentran en la gran curiosidad por conocer su mundo, todo lo que existe, para que sirve,etc.Para esto tanto maestros com o padres de familia tenemos que poner un gran empeño para propiciar el aprendizaje en los niños, especialmente cuando están pequeños porque sus ganas de aprender son enormes, la energía que poseen es muy basta.
    Este artìculo me hizo pensar en mi primito de cinco años que día a día me preguntas el por qué de esto y de lo otro, muchas veces le contesto lo que es pero hay días en que me arta y le respondo que ya no me pregunte nada, y lo ùnico que estoy logrando es que su curiosidad por conocer el mundo vaya disminuyendo, qué error estoy cometiendo, no lo puedo creer.
    También hay ocasiones en las que le digo que no toque mis cosas porque las puede romper que solo las vea, que idea tan errónea si lo ùnico que mi pequeño quiere es aprender que cosas hay en su mundo y cual es su utilidad.

  12. de jesús morales susana said,

    febrero 4, 2010 a 1:02 am

    orale::: creo que todos estamos de acuerdo sobre la informacion presentada en esta pagina, pues de hecho lo podemos comprobar con nuestros parientes pequeños. El conociminento de los niños inicia en el momento de sus experiencia, cuando ellos tocan, juegan, cuando se les da la informacion en forma oral, de na forma u otra se le esta enriquesiendo el aprendizaje de los pequeños….
    bay
    saludooos

  13. LORENZO said,

    febrero 4, 2010 a 4:10 am

    EN LA CARRERA DE EDUCACION COMO NOSOTROS LOS ALUMNOS DE LA ESCUELA NORMAL ,

    CUANDO ELABORAMOS MATERIALES DIDACTICOS TENEMOS UN CLARO EJEMPLO COMO EL ALUMNO EL NIÑO, VA A PRENDIENDO.
    LOS ALUMNOS CUANDO TOCAN, APRENDEN, CUANDO VEN Y SE LS DA UN ESTIMULO NEGATIVO, ES CUANDO REPERCUTIMOS EN SU NIVEL DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
    DEBEMOS ADECUAR NUESTRAS PLANEACIONES Y HACER QUE LOS MATERIALES SEAN TAN MANIPULABLES PARA QUE ELLOS PUEDEN ADQUIRIR LOS CONOCIMIENTOS.

  14. Fernando J. Pérez Morales said,

    febrero 6, 2010 a 12:12 am

    Hola maestro, muy buenas tardes.
    Antes que nada le ofresco una disculpa por no pasar antes pero por motivos de trabajo me fue imposible.

    con respecto a lo del articulo que nos presenta, es algo con lo que yo siempre e estado de acuerdo, desde que hiba en la primaria. Ver la actitud de los mayores limitando a los niños no tocar las cosas, para que conserven su buen estado. ¿acaso ellos no fueron niños? Era lo que siempre me cuestionaba, a pesar de mi muy corta edad. comprendia que lo unico que uno quiere hacer a esa edad es descubrir el mundo que nos reodea, el saber del porque de las cosas, y que manera mas facil de responder esas dudas que mediante la experimentacion. vemos cualqueir objeto y nos preguntamos que le pasaria si….. o si lo aviento al suelo que le pasara….
    en fin, un monton de cosas. Y no solo se da en los niños, tambien se da en cualquier edad, por ejemplo, en la preparatoria los que llevamos la carrera de Informática, el maestro de la materia de Manejo de Hardware no nos permitia desarmar las PC, solo nos daba la teoria, algo erroneo ¿De que sirve aprender todo lo escrito y las copias que nos brindaba sino podiamos ver si eso era cierto? Es mediante el trabajo con los objetos que uno desarrolla parte de la inteligencia, aprende a ver si es cierto todo lo que nos dicen.
    En nuestro trabajo nos enfrentaremos a situaciones en la que los niños jugaran con el material dentro del aula, y nosotros no tenemos que tomar la actitud de NO TOQUE ESO!!! simplemente debemos orientarlo a como trabajar con los diversos objetos que tenga a su alcance. Decirle que representa un peligro para el y cuales no. Despertar su interes a tan temprana edad contribuira a que sea un niño mas despierto, que sienta curiosidad por lo que lo rodea y que en la escuela tenga mas ganas de aprender.

    Pues eso es todo, es mi humilde opinión. Esperando contribuir en algo le reitero mi gratitud por permitirnos tener acceso a articulos como el que leimos en esta ocacion.

    Que tenga buen fin de semana

  15. Alma Yaxmín Morgado Pérez said,

    febrero 6, 2010 a 6:42 pm

    Buenas Tardes!!
    Es un gusto saber que comparte estos articulos con nosotros, porque son muy ciertos los acontecimientos que suceden y vemos día con día.
    El articulo, nos habla de lo que estamos haciendo con nuestros niños pequeños, la realidad es que estamos impidiendo que exploten su curiosidad, ellos se interesan cuando ven algo nuevo, necesitan comprender y por eso vemos que tienen un impulso y tocan las cosas, ahi es cuando nos molestamos, porque pensamos que maltrataran o romperan algun objeto que toquen y eso no es lo que ellos pretenden, lo que desean es saber más del por qué de algo, así ellos comprende mejor que simplemente viendo de lejos.
    Nosotros como personas, tambien somos curiosos, y como bien dice en el articulo, no estamos contentos con lo que nos digan sino lo tocamos, ahora bien, pongamonos a pensar que alguna vez fuimos niños y con el paso del tiempo aprendimos cosas pero tambien tuvimos la necesidad de tocar.
    Somos seres humanos que necesitamos interactuar con el mundo para conocerla y comprenderla mejor.
    Muy buen articulo para reflexionar.
    Saludos!!

  16. RAQUEL HERNANDEZ SANTOS said,

    febrero 12, 2010 a 11:26 pm

    BUENAS MTRO. EL ARTICULO NO SE VALE TOCAR SOLO VER…CONSIDERO EL NIÑO POR NATURALEZA REACCIONA AL TOCAR, NO SE CONFORMARA CON VER…EL TOCAR LE PERMITE EXPLORAR, CONOCER, IDENTIFICAR, OLER, SENTIR,ETC.. IMAGINESE ¿ COMO NOSOTROS HEMOS APRENDIDO?, TAMBIEN FUIMOS NIÑOS, Y NUESTROS APRENDIZAJES FUERON DE DIVERSAS FORMAS, PUES NO SOLO ES EL PURO CONOCIMIENTO SINO TAMBIEN EL ESTAR EN CONTACTO CON LOS OBJETOS Y SIEMPRE PREGUNTARNOS DEL PORQUE DE LAS COSAS O HECHOS QUE VAN SUCEDIENDO. Y CON LAS PERSONAS A LO LARGO DEL TIEMPO CONSIDERO QUE HAN SIDO IMPORTANTES PARA NUESTRO APRENDIZAJE. SIENDO ADULTOS TAMBIE EXISTE EL NO SE VALE TOCAR SOLO VER, ¿CUÁL SERIA LA REFLEXIÓN EN LA ACTUALIDAD PERO CON NOSOTROS MISMOS?

    HASTA PRONTO MTRO.

  17. JORGE GERARDO HERNANDEZ said,

    febrero 24, 2010 a 1:42 am

    Mtro. Vidal

    Muy buenas noches

    Con respecto al artículo “No se vale tocar, solo ver”, considero que los infantes y todas las personas simpre van a tener esa curiosidad por aprender, por explorar; por conocer el entorno que los rodea y es ahí donde las personas mayores (padres y docentes), deben de seguir fomentando el que ellos exploren, que conozcan, y no reprimirlos; y ¿a ellos de que les servira el que conozcan?, pues de esos primeros conocimientos quien no asegura que saldrán los futuros cintíficos de la nación, los futuros biologos; por lo cual debemos dejarlos ser.
    ademas como afirma J.Piaget “el niño aprenderá en parte de sus propias experiencias”, por lo cual dejemos que exploren su entorno para que conozcan.
    ademas esto despues tiene consecuencias, por ejemplo; que los niños se limiten al momento de conocer algo nuevo, que no quieran participar por miedo a las consecuencias, limitamos su capacidad de observacion e investigacion.

    bueno maestro. este es mi comentario muy buen artículo

    hasta luego

  18. JOANNA AMITTAI RUIZ VALDES said,

    febrero 24, 2010 a 3:09 am

    BUENAS NOCHES MAESTRO
    La naturaleza de los niños es que son muy inquietos y por lo particular les llama mucho la atencion cuando se trata de materiales, juegos o actividades,
    aun niño no se le puede prohibir de que no hagan algo ya que entre mas se les dice mas lo hacen , los alumnos tienen diferentes maneras de actuar ante una situacion por lo que un docente se puede encontrar en un aula ante niños que sean interactivos y con timidos es en ese momento donde debemos aprender a poner en practica nuestros conocimientos y estrategias para enseñarles la manera en la que se deben de comportar en los lugares en los que se encuentren, tambien tenemos que pensar que es la naturaleza del ser humano ser curioso por lo que no nos debe sorprender la manera en la que se llegan a comportar los alumnos…

    adios

  19. karen patricia castañeda sobrevilla said,

    febrero 24, 2010 a 8:16 pm

    Buenas tardes Mtro.:

    La verdad este árticulo me parecio muy bueno ya que en el nos dice como un niño de 5 años tiene siempre esa inquietud de saber más y más, a esa edad es cuando el niño va tomando cierta madurez y reflexionando más lo que hace.

    Decirle a un niño de 5 años que solo vea y no toque como bien lo dice el áticulo es como cortarle al niño esas ansias de aprender sobre el mundo exterior; sabemos que la vida en si es un tremendo aprendizaje entonces no hay que cortarle las alas a los niños si no dejarlos que ellos mismos exploren y por supuesto resolverles sus dudas.

  20. MARIA GUADALUPE GARCIA RAMIREZ said,

    febrero 24, 2010 a 9:46 pm

    Hola maestro:
    de acuerdo a la lectura me gustaria comentar que la maestra en cuestión quizás se olvido de que el aprender requiere de todos los sentidos, su pedagogia quedó en solo la escuela a la que acudió, y le hace falta recapasitar sobre la naturaleza misma, pues como un impulso la curiosidad es parte de nuestro ser investigador, asi pues en lugar de reprimirlo habria que saber canalizarlo, y en lugar de volver torpes los movimientos del niño al explorar algo, es mejor ayudarle a que aprenda a ser meticuloso, para que aprenda a traves del tacto sin dañar el material.
    Me despido sin mas.

  21. Nancy Anali Flores Cruz said,

    febrero 25, 2010 a 12:06 am

    Hola, buenas tardes…
    Lo expresado en el artìculo -No se vale ver solo tocar ¿A los cinco años?-, es muy interesante por la realidad que expresa; sabemos que interactuar es una convicciòn necesaria del ser humano, es la base de nuestro aprendizaje; -¿còmo prohibirle aun pequeño que no explore su entorne? es realmente cruel hacer esto, a cuantos de nosotros nos dijeron esto. Lo ùnico que ganas es cohibir al niño, reprimir aquellas habilidades que a podrìa desarrollar en futuro. Tocar, sentir, manipular ayuda a desarrollar nuestros sentidos y con ello los conocimientos, ademas de calmar la curiosidad que implica vivir en un mundo tan lleno de cosas.
    Dia a dia se aprende, en el caso de los infantes es indispensable que los adultos creen en ellos la confianza de preguntar, satisfaciendo la sed de conocer lo innovador, claro que no hay que dejar aun lado la seguridad de los mismo.
    Bueno, esta es mi opiniòn respecto al texto, una lectura grata que nos invita a ser personas motivadoras del conocimiento.
    Saludos maestro por invitarnos a reflexionar sobre tan maravilloso artìculo, hasta pronto.

  22. ABIGAIL PEREZ CRUZ said,

    febrero 25, 2010 a 1:18 am

    lamento no haber dado mi opinion antes pero por motivos de trabajo no habia podido, pero quisiera decirle que estoy deacuerdo con los demas comentario ya que mi punto de vista es la misma.
    Desde pequeña me han inculcado que la unica manera de aprender es por medio del tacto, los niños quisieran tocar todo y saber que pasa cuando hace algo a que sabe son tantas las interrogantes de los pequeños que muchas veces estan limitadas por los adultos ya que ellos no piensan los aprendizajes que tendran los alumnos sino en cual es su precio.
    asi que lo unico que nosotros como docentes es alludar a que los padres comprender este tipo de enseñanza que es por naturalesa y no por maldad, recuerden siempre ser un niño implica reconoser que tambien pasamos por esa situación.
    bueno saludos.

  23. Angelica Hilario Vicencio said,

    febrero 25, 2010 a 4:26 am

    hola a todos!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Algo que me llamo mucho la atencion de este articulo es la forma en que los adultos vemos la vida, si tan solo la distingueramos como los niños lo hacen y la vivieramos como ellos la vivien no tuvieramos tantos problemas y las limitaciones de obtener las cosas no existieran, hace unos meses llego a mi casa una bebe de 10 meses, cuando empezo a dar sus primeros pasos era una alegria incomparable tanto para ella como para nosotros y como todo niño de esa edad que empiezan a descubrir el mundo a tocar y a llevarse todo a la boca tenia que andarla cuidando y cuando le enseñaba algo, a tocar o a hacer algo no lo olvidaba, desde ahi se nota la inteligencia de los peques y el hambre que tienen por aprender, entonces por que negarselos seria como no querer que aprendar a caminar o a comer, los adultos se lo niegan a los niños pero ¿quien le niega algo a los adultos? hay que ser parejos jajajjaja yo siempre admiro a los niños por que, que hermosa es esa etapa, lo malo es cuando termina y nos quedamos con ganas de lo que nunca fuismos capaces de hacer o de lograr por esa limitaciones, crecer y tener responsabilidades ya no es tan divertido. y ya para no aburrirlos jajjaja solo una ultimo comentario el niño es niño y nadie se lo quita a esa edad, entonces si tiene curisidad por tocar pues que toque y si quiere preguntar que pregunte todo tiene una forma, textuta y repuesta “toca,juega y aprende” ser niño, solo una vez en la vida.

  24. JANETH PEREZ ZAVALA said,

    febrero 26, 2010 a 11:58 pm

    hola!!!!! buenas tardes
    Primeramente quiero mencionar, que éste artículo me pareció muy pero muy interesante, pasando a otra cosa puedo deducir que es de muchisima importancia que los niños tengan contacto con todo lo que les rodea, lo cual implica que este a su vez logre observar, tienda a manipular, pueda emitir juicios y logre identificar; ya que esto lo llevará a que tenga un amplio conocimiento con lo que lo rodea. Muchas veces los docentes no permiten dichas acciones, ignorando lo importante que implica para el niño, cabe mencionar que no solo durante los 5 años, tendemos a limitarlos en las inquietudes que estos tienen a su corta edad, y sobre todo es conveniente dejarlos ser y que exploren por ellos mismos.

  25. saul murrieta de la cruz said,

    febrero 27, 2010 a 12:06 am

    buenas tardes….
    lo expresado en el articulo – No se vale ver solo tocar ¿a los cinco años? es muy interesante por la realidad que expresa sabemos que interactuar es una conviccion muy necesaria del ser humano, es la base de nuestro aprendisaje ¿como restringir aun pequeño que no explore su entorno? es total mente cruel hacer esto a quien de nosotros le dijeron esto lo unico que ganamos es cohibir al niño reprimir aquellas habilidades que pobrias desarrollar en el futuro. dia con dia se aprende en el caso de los niños, es nesesario que nosotros creeamos en ellos la confianza de preguntar. bueno esta es mi opinion respecto al texo

  26. jenny gpe hdez duque said,

    febrero 27, 2010 a 12:16 am

    hola profe no abia tenido la oportunidad d tener clase con usted pero m parece k su materia es mui interesante y este tema dice todo lo sierto yo pienso igual k no solo la teoria es importante sino la practica tambien si alos adultos nos ase falta alos niños con mayor razon….
    bueno profe. asta luego

  27. febrero 27, 2010 a 3:07 am

    hola buenas noche, prfesor
    amm este espacio me parece muy interesante asi a cada uno nos dan la oportunidad de expresarnos a cada uno de nosostros, este tema se me hizo el mas interesante por que nosostros como pedagogos tenemos que saber lo que alos niño les gusta i les interesa, sus actividadde debesn ser de acuerdo a su edad y asus necesidades. a la edad de un niño de 5 años es cuando apenas empiezan a sentir necesidades y cosas asi, estos temas son demasiados interesantes para nosotros, mil gracias por darnos esta oportunidades. que tenga linda noche

  28. Alfredo Hernandez Cuellar said,

    febrero 28, 2010 a 1:11 am

    Buenas tardes Mtro. Vidal
    Primeramente le envio un saludo. Me causó gran impresion este articulo que nos envio, porque aunque parezca muy indebido, este tipo de situaciones se observa en muchos lugares, y lo más triste es que estos casos tambien se manifiestan en las escuelas lo cual agrava la situacion, porque debemos de entender a las escuelas como centros formadores de futuros ciudadanos, y, sinceramernte creo que esta forma de educar no conlleva a nada bueno.
    Coincido en que “el no se vale ver solo tocar” limita latentemene el desarrolo de los niños, debemos ser conscientes de que esta etapa de la niñez puede ser determinante para el resto de su vida y, por lo tanto, debemos brindarle lo necesario para que tengan un optimo desarrollo. Tal vez muchos de nosotros presentamos quiza el mismo problema cuando estabamos pequeños, pero debemos de hacer consciencia de que esto es perjudicial y tratar de evitarlo, y sobre todo nosotros como futuros maestros.

    Reciba nuevamente mis saludos.
    Alfredo

  29. Anayeli Cruz Pérez said,

    febrero 28, 2010 a 8:27 pm

    Hola lic.

    Este artículo es muy interesante, creo que todos hemos pasado por esto, cuando somos niños los adultos nos prohiben muchas cosas y una de esas es “no toques eso, solo ve”
    Recuerdo que cuando era niña me daba miedo entrar a la clase de computo, por que la maestra siempre nos decia tengan cuidado con lo que tocan, no lo vayan a descomponer, y pues cometia el gran error de quedarme con las ganas de explorar y conocer cosas nuevas.

    Creo que tanto docentes como padres de familia, debemos de darle la oportunidad a los pequeños que experimenten tocando los objetos, y descubran lo que hay en ellos y muchas veces cometemos el error de decirles como funcionan con el fin de que no lo descompongan.

    Debemos tener presente que el niño no solo aprende observando, sino tambien manipulando, asi que no hay que privarlo de ninguna de las formas de las cuales el puede aprender.

  30. Nallely Velázquez Romero said,

    marzo 1, 2010 a 3:10 am

    Me parece muy interesante este articulo porque nos muestra la realidad, nosotros tenemos una idea equivocada ya que queremos actuar con los niños en base a nuestra edad, siendo que lo que debemos hacer es comprender que se viven etapas en la vida que requiere del tacto con cosas u objetos para poder comprender mejor y asi poder tener un aprendizaje.

    Los niños son muy inteligentes y cuando ven algo nuevo siempre hacen mil preguntas, hay personas que son asi, hacen preguntas y decimos pareces niño todo quieres saber. son exploradores y ven mas aya de el objeto con su imaginación desarrollan muchas ideas.

  31. marzo 1, 2010 a 3:16 am

    el tema solo se vale ver no tocar es un tema que va mas alla de la imaginacion del niño ya que el niño al igual que las personas adultas como lo menciono el tema tambien sentimos la necesidad de tocar ya que los niños son esponjitas que todo lo que ven y oyen aprenden pero es mas facil que toquen y escuchen asi tendran mas conocimiento de lo que quieren aprender y poder sentirlo, para mi el que no toque los objetos siento que esta muy mal para un aprendizaje y mas para un nuño de 5 años ya que estan en la etapa de que tienen muchas dudas asi es mucha la ayuda el sentir el objeto requerido.

    si al niño le prohibimos que no toquen algun objeto talves el niño tenga el temor de agarrar nosotros como adultos a veces tenemos gran culpa ya que tienen temor de tocar cosas y asi se vuelven timidos.

  32. JULIA ESTHER 1 A said,

    marzo 1, 2010 a 3:43 am

    Hola, Mtro. Vidal

    Me parece miy interesante este articulo “NO SE VALE TOCAR SOLO VER ¿A LOS CINCO AÑOS? el contenido nos refleja la realidad que en muchas ocasiones se presenta entre maestros alumnos, es muy trizte ver que los maestros en ves de propiciar la curiosidad del alumno en ocasiones limita su espacio, hace que el alumno no exparimente con su entorno, creo y estoy a favor de la idea de que las personas no tansolo los niños, aprenden explorando o experimentando con las cosas, y megustaria que los docentes se informaran de esto para que el proceso enseñanza aprendizaje sea mas satisfactorio.

    Por mi parte procurare no limitar la curiosidad de las personas, dejare que exparimenten y obtengan aprendizajes, algunos dicen es bueno aprender de nuestroas errores, o echando a perder se aprende.
    y lo felicito por el articulo esta muy interesante, espero y los maestros y padres de familia puedan leerlo.

  33. esther Hdez. said,

    marzo 1, 2010 a 3:55 am

    Este articulo, de solo se puede ver y no tocar, es muy interesante, ya que muestra la escencia de los niños, su propia naturaleza, es decir cuando se les presenta un objeto, lo primero que quieren hacer es tocarlo y saciar su curiosidad, entonces cuando nosotros privamos al niño diciendo le que no puede tocar algo lo estamos limitando a aprender y por lo tal ellos ya no cubren todo aquello que querian saber porque el contacto fisico es fudamental para comprender algo.
    a los niños se les debe de tratar con tacto, y si es necesario que no toque n las cosas porque son delicadas nosotros mismos podemos mostrarselas ocn mas cuidado y sin que suceda una ccidente pero propiciar en el pequeño el deceo de seguir aprendiendo y no a cohibirse.

    bueno ese es mi comentario.

  34. monica said,

    marzo 1, 2010 a 5:20 pm

    este articulo es importante por que en ocasiones hacemos actuar a los niños de acuerdo a nuestra edad, es decir, nosotros ya nos encontramos en una etapa mas madura en donde nos limitamos a percibir ciertos objetos ya sea por flojera o a nuestro animo, en cambio si estamos con niños tienen una gran voluntad por percibir ciertos objetos, manipularlos, y en ocasiones a cuestionar el origen de ello.

    los niños e incluso nosotros pasamos por esa etapa de tocar objetos y hacer miles de preguntas respecto a ellos, considero que debemos ser un poco mas tolerante con ellos debido a que nosotros somos quienes debemos darle una respuesta a sus inquietudes y ayudarlos a explorar mas objetos de tal forma que puedan desarrollar su imaginacion e ir incrementando su imaginacion.

  35. Guillermo Valdes Barrios said,

    marzo 1, 2010 a 6:26 pm

    Es increible la manera en que las personas mayores influyen en una forma incorrecta de aprendizaje tanto para los alumnos como para nustros hijos.

    Cuantas veces no hemos escuchado esa frase de ¨niño deja eso¨o ¨no toques eso¨ sin saber que en vez de enseñar modales al niño, lo estamos limitando a desarrollar sus cuestionamientos y sus formas de investigacion.

  36. Flor Angeli Rivera Rubio said,

    marzo 1, 2010 a 6:58 pm

    Es un articulo muy interesante ya que nos permite ver como los adultos limitamos al niño en su aprendizaje.
    Es muy comun escuchar a los adultos ” no se vale tocar solo ver” la indicación correta de la cualo debemos hacer uso seria” se vale tocar y preguntar; para despertar en el niño el interes por seguir aprendiendo y asi formar niños capaces de tomar desiciones y capeces de realizar cualquier tarea.

    Interactuar con la realidad es la base del aprendizaje, cuestionar la realidad y recrearla para entenderla nos propicia conocimientos los cuales nos van formando dia a dia.

  37. Uri said,

    marzo 2, 2010 a 12:36 am

    Leyendo este articulo vino a mi memoria mi visita a papalote museo del niño…su lema “toca, ajuega y aprende” viene como anillo al dedo para este articulo. Sin duda alguna fué una experiencia increible, poder manipular todas las cosas a diferencia de un museo que habiamos visitado anteriormente donde solo escuchamos al guia y la mayoria se aburrió, no aprendimos nada y nos molestó esa visita. Cuando estamos pequeños y aun de mayores muchas personas aprendemos más manupulando los objetos, desarmando las cosas y armandolas de nuevo. Es increible que siendo una maestra reprima el aprendizaje de sus alumnos al no dejarlos tocar las cosas, es cierto que tal vez los niños se malacostumbran a solo ver y escuchar, hay que procurar actividades que propicien en ellos el manejo de objetos, juegetes y artefactos que desarrollen en ellos la curiosidad y el deseo de aprender.

  38. Lizbeth Manducano said,

    marzo 3, 2010 a 7:40 pm

    Un cordial saludo Licenciado.

    Considerando este tema, es de suma importancia que los niños aprendan desde una temprana edad a manipular objetos con el fin de adquirir un mejor aprendizaje y así desarrollar sus intereses por el querer aprender cosas nuevas.
    Como sabemos, los seres humanos tenemos la capacidad de asociar sensaciones procedentes de lo cinco sentidos y relacionarlas con conceptos de ideas, que a su vez generan sentimientos y emociones que tienen que ver con las experiencias vivenciales.

  39. Janeth Zapata said,

    agosto 1, 2010 a 7:15 am

    Hola maestro:

    Es algo irracional, el limitar a un niño de esa edad, de esa forma, siendo que nosotros “los niños grandes” nos tomamos tiempo, para divertirnos, con cualquier cosa o bajo cualquier pretexto, mismo que por pequeño que parezca; crea en nosotros algo significativo, que nos permite interactuar con los que nos rodean y aprender de nuestro entorno.

    El hecho de querer tratar como “adultos pequeños” a los protagonistas de su relato, es algo que a veces se nos escapa de las manos, por lo que debemos pensar muy bien la forma en la que nos dirigimos a los niños y realizamos nuestro trabajo docente.

  40. Araceli Mendoza said,

    agosto 2, 2010 a 3:16 am

    Buenas noches Profe. Vidal

    El niño por su naturaleza tiende a ser curioso con los objetos nuevos y que le llamen su atención. Los niños juegan, tocan y así aprender. Realmente es triste ver los niños tengan miedo al tocar un objeto del salón de clases, ya que sabe que lo pueden regañar. Todos los seres humanos hemos pasado por esa etapa. No es justo que esa situación se viva en varias aulas del país, pero además que en la misma hogares este pasando. La interacción con materiales tangible y agregándole a esto el interactuar con sus compañeros es un puente para el conocimiento.
    Su articulo es muy acertado Profe. Vidal.

    El limitar la curiosidad es limitar que el niño adquiere un mejor aprendizaje.

  41. maggi said,

    agosto 3, 2010 a 3:46 am

    Es un articulo muy interesante, que nos sirve a nosotros como futuros maestros y porque no tambien como padres en algunos años mas…
    es muy cierto lo que se comenta aqui ya que cuando los maestros estan frente a grupo se les olvida y creo que es de suma importancia que nosotros como futuros docentes lo tomemos muy en cuenta y porque no los tambien los maestros en servicio. Muy interesante este articulo maestro que tenga un buen dia y muchas bendidciones a usted y su familia.

  42. mayra said,

    agosto 15, 2010 a 6:03 pm

    Hola maestro Vidal:
    Al leer el título de este artículo recordé claramente una situación en la que equivocadamente pronuncié algo muy similar a esa frase, estaba con mis alummnos de primer grado realizando algunas actividades de un proyecto de los seres vivos. Teníamos una tortuga, la cual cuidábamos entre todos durante la jornada escolar y por las noches y en la mañana se turnaban para que cada quien se la llevara un dia y poder alimentarla y cuidarla en sus hogares. EL primer día que se las presenté en el aula cada niño iba observándola y se la pasaba a su compañero cercano para que todos pudieran observarla. Al percatarme de que algunos de mis niños les llamaba la atencion el caparazon y empezaban a tocarlo les dije: “solo veanla, no la toquen”; sin embargo, los alumnos presentaron diversas dudas en su mayoría los que la habían tocado y comenzaron a preguntarme ¿porqué estaba dura de una parte que parecia su espalda y de lo demas estaba aguadita? y que porqué al tocarla ella metia sus manos y sus pies adentro de la parte que estaba dura?, así como también preguntaron para que les servía que tuvieran dura esa parte.
    Pude confirmar de esta manera lo que en el CREN seguido nos mencionaban, que mientras se le permita interactuar al niño con objetos o medios de aprendizaje favorecemos su interés y despertmos aun mas su curiosidad. Además aproveché dicha situación didáctica para promover el desarrollo de una investigación de tarea realizada con el apoyo de sus padres, la cual al siguiente día me permitió llevar a cabo una clase exitosa pues los niños tenían mucho interés en conocer más sobre las tortugas y a partir de alli identificaron a los seres vivos de los no vivos y la importancia de cuidarlos.
    Me despido deseandole un exitoso regreso a clases!! Saludos a su familia y me permito felicitarlo por su gran compromiso con la educación.

  43. Eldy Guadalupe Hernández Torres. said,

    junio 20, 2011 a 3:11 am

    Que tal mestro Vidal… sinceramente creo que es incongruente que a un niño sobre todo de esa edad se le diga que solo puede ver y no tocar; estoy convencida que el manipular el material y /o los objetos brinda un aprendizaje mayor y significativo porque convive directamente con lo que le rodea; durante las jornadas de práctica pude comprobar lo anterior mencionado, es importante prover a nustros alumnos de material concreto para que a través de la maniplcación experimenten y construyan su propio aprendizaje.
    SALUDOS!!!

  44. Leidy Karen Gutiérrez Coronado said,

    junio 22, 2011 a 12:24 am

    Buen día maestro.
    Me parece muy interesante el artículo, recalca la importancia de que los alumnos interactuen directamente con el objeto de estudio y cómo por medio de ésta puede llevar a crear un aprendizaje optimo, que de cierta manera en las distintas asignaturas es lo que se nos ha venido planteando en la escuela normal.
    Considero que es muy cierto, ya que observando no tan solo a los alumnos sino a los mismo miembros de la familia de esa edad, comprobamos que un niño (a) dinámico con libertad de movimiento puede a prender mucho más cosas que un niño pasivo que solo se limita a observar sin manipular los objetos.
    Encamina además a crear en ellos un conocimiento científico que los motiva a descubrir nuevas cosas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: